It seems you're in
Choose other country

¿Primera Navidad vendiendo online debido a la COVID-19? Tenemos algunos consejos para ti

Maria Carrillo Estrada
Maria Carrillo Estrada | 15 min lectura

Suscríbete para estar al día

check
¡Genial!
¡Ahora estás suscrito!
subscribe-decor

2020 ha sido un año decisivo para negocios de todo tipo y tamaño debido a la COVID-19.

Todos se han enfrentado a numerosos retos, pero a decir verdad, son los dueños de las tiendas físicas quienes lo han tenido especialmente difícil.

Tras el confinamiento, el 88 % de los usuarios han confirmado que seguirán comprando de forma online para sentirse más seguros, y esto “obliga” a los empresarios a mirar hacia el e-commerce como medio de repunte.

Realizar la transición de negocio físico a e-commerce es un proceso que requiere tiempo y el manejo de herramientas digitales. Pero la pandemia ha cambiado el mundo de la noche a la mañana, y la transición no se ha hecho de forma consecutiva.

La consecuencia es el lanzamiento apresurado de tiendas online, sin la ayuda de expertos que confirmen si están bien estructuradas y si reflejan de forma correcta el valor de la empresa.

Además, el último trimestre del año se acerca, y con él llega otro problema: la Navidad.

Los dueños de negocios físicos saben cómo preparar su tienda de cara a las fiestas, pero aún no saben cómo preparar su tienda online para este periodo.

Si eres de los que acaba de aterrizar en el mundo online, puede que la situación te abrume.

Pero no te preocupes, porque con paciencia y dando los pasos correctos puedes poner a punto tu e-commerce y sacarle un gran provecho en Navidad (y durante el resto del año).

Este artículo es una buena guía para empezar. Dentro encontrarás consejos para:

  • Cimentar los pilares de tu nueva tienda online.
  • Planificar y llevar a cabo acciones de marketing para ganar visibilidad.
  • Fidelizar a antiguos y nuevos clientes de cara a la Navidad y al nuevo año.

¡Comenzamos!

Consejos para optimizar tu tienda online de cara a las próximas fiestas

Comprueba que tu web cumple los requisitos mínimos

Es probable que el tiempo no jugara mucho a tu favor cuando construiste el sitio web de tu tienda.

Por lo tanto, ha llegado el momento de comprobar su funcionalidad y mejorarla.

Al hablar de funcionalidad, hablamos de que el usuario aterrice en tu web y navegue por ella de forma sencilla.

Lo ideal es que todas las páginas que conforman el sitio carguen bien y que pueda desplazarse de una a otra sin esperas y en cuestión de un clic.

Para que esto sea posible, tu web debe contener:

  • Un menú con secciones organizadas donde los usuarios encuentren la información que necesitan de forma rápida.
  • Una tipografía clara, así como colores que aporten armonía y que faciliten la lectura.
  • Un aviso donde el usuario pueda leer tu política de privacidad y el uso de cookies (lo ideal es que acudas a un especialista en el tema que redacte estas cláusulas por ti).
  • Botones visibles que lleven a un proceso de pago seguro y directo. Los clientes deben ver bien los productos que van a comprar en el carrito, y un botón para finalizar la compra en una pasarela de pago segura. Te aconsejamos que no les hagas abrirse una cuenta en tu tienda online antes de pagar.
  • Una sección donde se muestren tus productos más populares.
  • Un chat con soporte en horario de lunes a viernes.

Todos los elementos de la web (menús, botones, textos, colores) deben visualizarse correctamente en un dispositivo de mesa y en el móvil.

Si la web contiene demasiado texto y esto dificulta la navegación a través del móvil, habla con tu programador para que elimine ciertos menús o secciones cuando el usuario la abra en dicho dispositivo.

¿Quieres saber más sobre este tema? En los siguientes posts encontrarás:

Analiza a tu competencia, aunque conlleve tiempo

Los dueños de tiendas físicas suelen localizar rápido a su competencia: dueños de locales en la misma ciudad con productos similares a los suyos.

Sin embargo, si vendes online, el ratio de competidores se amplía bastante.

Con una simple búsqueda en Google encontrarás e-commerce que se dedican a lo mismo que tú y que envían sus productos a la península y a Europa.

Por lo tanto, del mismo modo que es importante analizar a nuestro público objetivo, tendremos que localizar quién puede pisarnos los talones en las ventas.

Cuando analices a tu competencia online, ten en cuenta:

  • Si tienen una web con un diseño actualizado o no: fíjate en los colores, en la tipografía, en el logo, en cómo están dispuestos los textos dentro de la web y qué información contienen dichos textos.
  • Qué beneficios exponen, es decir, cuáles son las características principales que destacan de su producto y qué razones aportan para que el usuario se decida a comprar.
  • Qué razones dan para confiar en la empresa: ¿aparecen logos tras haber colaborado con otras compañías? ¿Ofrecen un periodo de garantía? ¿Hay testimonios de clientes que estén contentos con el producto?

Esta información te da pistas sobre qué estrategias utilizan para conectar con los usuarios y venderles a través de la web. Podrás inspirarte en ella (nunca copiarla) para elaborar la tuya.

En este artículo de Vilma Núñez descubrirás aún más motivos por los que es crucial analizar a tus competidores y con qué herramientas hacerlo.

Crea contenido de calidad para tu web

Como has visto en el anterior apartado, el logo y los colores no son los únicos elementos de peso en tu web.

Los clientes necesitan textos donde les expliques tu expertise sobre lo que vendes y donde les des motivos para confiar en ti.

¿Recuerdas cuando el cliente llegaba a tu tienda, te pedía consejo sobre qué comprar y tú le asesorabas de forma personalizada y con fundamento? Ellos siguen esperando tus palabras, pero esta vez tendrás que dárselas de forma online.

Por eso es tan importante la creación de contenido. Los artículos de tu blog, las fichas de productos bien cuidadas con fotos, vídeos y descripciones o una newsletter con todas las novedades de tu negocio son la clave para generar confianza entre tus clientes.

No obstante, la creación de contenido de valor requiere planificación, tiempo y el manejo de técnicas como el copywriting o la redacción (es decir, técnicas de escritura enfocadas en la venta).

Si ahora mismo no cuentas con mucho presupuesto para ello, te recomendamos aprender técnicas sencillas de copywriting por tu cuenta, aplicarlas en tu web, y acudir a un profesional en el futuro para que te apoye en esta tarea.

Aquí te dejamos dos recursos que te van a ser de mucha utilidad para empezar:

Haz visible tu contenido en diversas plataformas

Si la creación de contenido para tu web es imprescindible, distribuirlo y hacerlo visible para tus posibles compradores está al mismo nivel de importancia.

No obstante, es una tarea que también conlleva planificación, y lo ideal es que recurras a un community manager que se encargue de automatizar el proceso por ti.

Existen herramientas (como Buffer) con las que puedes planificar la publicación de contenido en redes sociales, pero tendrás que invertir tiempo en aprender a manejarla y en organizar las publicaciones que quieres hacer en el futuro. 

Además, una vez el contenido esté publicado, tendrás que analizar su alcance, es decir, ver cuántos usuarios lo han visto, si han dejado comentarios o preguntas, e interactuar con ellos.

La distribución de contenido te hará visible frente a potenciales clientes, pero es una tarea que también requiere tiempo.

Por ello, lo ideal es que te plantees (ahora o en el futuro) contar con un community manager que se encargue, en exclusiva, de esta tarea.

Crea una buena experiencia de unboxing

Entre las buenas estrategias para ecommerce se encuentra el cuidado del packaging

En el mundo e-commerce, la primera vez que el cliente tiene contacto con tu marca es cuando recibe el pedido en su domicilio.

¿Qué significa esto?

Que la caja donde entregas el producto importa, y mucho.

Es un momento de nervios por abrir ese tan ansiado paquete, y una oportunidad perfecta para superar sus expectativas.

Seguro que has hecho alguna compra online últimamente, ¿el producto venía envuelto en un sobre o en una caja lisa? Si es así, es probable que no recuerdes la marca a la que le compraste.

Por ello, si tu proyecto ya es visible en el mundo online y quieres que los clientes recuerden tu marca de forma positiva, tienes que invertir en algo más que en una bolsa “plana”.

No tienes que optar por el packaging más caro, hay opciones económicas (y ecológicas) con las que llegarás al corazón de tus usuarios.

En estos enlaces encontrarás diferentes embalajes y cómo decorarlos de forma original:

Además de personalizar la caja, puedes añadir complementos exclusivos como el papel de seda, las virutas de papel para proteger el artículo en el interior o la cinta adhesiva personalizada.

Estos pequeños detalles son los que hacen ver a tu cliente que ha pagado un precio más que razonable por el producto.

Gestiona de forma correcta tu inventario

Si llevabas un tiempo gestionando tu tienda física, tendrías controlada la cantidad de productos que movías en un determinado plazo de tiempo.

En la tienda online también tendrás que aprender a manejar estas cifras. Hay que encontrar el equilibrio entre no verse sin stock y sobreabastecer el almacén con productos que podrían quedarse en la estantería cogiendo polvo.

Nuestra recomendación es que trabajes del mismo modo que en tu tienda física, es decir, que informes a los clientes abiertamente cuando no haya existencias de un producto.

Muchas plataformas de e-commerce incluyen un contabilizador que muestra el producto a 0 cuando no hay stock. De esta forma, el artículo es visible en la web, pero no se puede comprar.

Podrías complementarlo con un plugin que envíe un correo a los clientes cuando el producto vuelva a tener stock.

¿Te gustaría preparar con antelación tu packaging navideño y abastecer tu almacén? Descubre cómo hacerlo aquí

Disminuye tu número de devoluciones

Seamos sinceros: las devoluciones duelen. No importa si ocurren en una tienda física o en un e-commerce, no es plato de buen gusto gestionar reembolsos o cambiar artículos por uno nuevo.

Por ello, es fundamental que tu web muestre de forma clara tu política de envíos. 

Repítela en cada ficha para que los clientes vean qué productos de tu catálogo (y cuáles no) son aptos para devolución y en qué condiciones deben hacerlo.

Recuérdales que es importante conservar el packaging durante el tiempo que dure la garantía para que el producto vuelva a tu almacén en perfecto estado.

Asimismo, durante el periodo navideño puedes extender tu garantía y usarla como una oportunidad de ventas.

Lo que más se compra en esta época son regalos. Si la amplías hasta después de Reyes, los clientes no tendrán que preocuparse de si han comprado la talla o el color adecuado. Basta con volver a tu web y cambiar el producto.

Trabaja la retención de clientes

Entre las buenas estrategias para ecommerce está la retención de clientes

Si sigues los consejos anteriores, es probable que el tráfico de tu web aumente en Navidad, pero ¿qué pasa con la cuesta de enero? El número de visitas suele disminuir tras las fiestas, y ahí es cuando entra en juego la retención de clientes.

Nos esforzamos mucho en conseguir nuevos clientes. Sin embargo, las estadísticas demuestran que los clientes antiguos son más propensos a comprar de nuevo e, incluso, a aumentar el gasto medio de su carrito en nuestra web.

Tómate tu tiempo y piensa cómo fidelizar a estos antiguos clientes.

Las estrategias como el remarketing o el envío de una newsletter están bien, pero estos clientes ya depositaron su confianza en ti, y ahora necesitan algo de tu parte que les haga sentir especiales.

En este sentido hay algo que nunca falla: los regalos promocionales.

Puedes enviárselos a modo de muestra gratuita o como regalo por haber vuelto a comprar en tu tienda. Añade una nota y hazles saber que es obsequio exclusivo por ser clientes y por tiempo limitado.

Y hasta aquí nuestra guía para cimentar los pilares de tu e-commerce y sacarle el máximo partido durante el periodo navideño (y el resto del año). En definitiva, no te olvides de:

  • Revisar la usabilidad de tu web.
  • Dedicar un tiempo para analizar a tu competencia, ver qué están haciendo bien (y qué no) y valorar, en función de ello, cuál es la situación de tu e-commerce para seguir optimizándolo.
  • Utilizar técnicas de copywriting y redacción y publicar contenido de valor en tu web durante todo el periodo festivo.
  • Distribuir este contenido en otras plataformas (como las redes sociales) para ganar visibilidad frente a posibles clientes.
  • Cuidar el packaging para que los clientes se sientan aún más emocionados al recibir su pedido en casa.
  • Dedicar tiempo a gestionar tu inventario, tal y como lo harías en tu tienda física.
  • Definir tu política de devoluciones y déjala muy patente en tu web. Los usuarios deben tener claro qué productos pueden devolver y cómo es el proceso de devolución en tu empresa.
  • Cuidar a los antiguos clientes con descuentos y regalos promocionales. Si han confiado en ti una vez, es probable que lo hagan una segunda, y esto requiere menos esfuerzo que conseguir un cliente nuevo.

¡Gracias por leernos! ¡Un saludo y hasta pronto!

Decor

Suscríbete y recibe lo último en tendencias de diseño y consejos para tu eCommerce

check
¡Genial!
¡Ahora estás suscrito!
Choose other country
Si lo que vendes es bueno, el packaging hará el resto

El packaging de alta gama resalta aún más las cualidades de tus productos, ¡no te quedes sin el tuyo!


Quiero packaging prémium
exit-intent-image