It seems you're in
Choose other country

Qué es el packaging y cómo beneficia al posicionamiento de marca

Maria Carrillo Estrada
Maria Carrillo Estrada | 6 min lectura

Suscríbete para estar al día

check
¡Genial!
¡Ahora estás suscrito!
subscribe-decor

El diccionario de Cambridge define el packaging como “diversos materiales que sirven para envolver y proteger productos que, posteriormente, van a comercializarse”.

Suele aportar información sobre el artículo y sobre cómo trasladarlo para que llegue en buen estado a su destino.

Sin embargo, este término guarda un significado más profundo, ya que lleva implícita la idea de practicidad, de diseño y de herramienta capaz de impactar al usuario a primera vista.

Por supuesto, han tenido que pasar cientos de años e innovaciones tecnológicas para que se convirtiera en el instrumento de marketing que es hoy en día. 

Para entender su evolución, viajaremos en la máquina del tiempo hasta descubrir:

  • El primer recipiente que se creó en el Antiguo Egipto y su evolución hasta convertirse en el packaging que utilizamos hoy en día.
  • Por qué el packaging es un artículo tan importante para la sociedad actual.
  • Cómo el packaging sirve a cientos de empresas para diferenciarse en un mercado global.
  • Los retos principales a los que se enfrentará la industria del packaging y lo que supondrán para tu negocio.

¿Cómo ha evolucionado el packaging a lo largo de la historia?

Cuando las primeras civilizaciones comenzaron a crecer y expandirse, se hizo necesario almacenar y transportar los alimentos de un lugar a otro.

En ese momento, cualquier elemento de la naturaleza podía convertirse en un recipiente: hojas de los árboles, bambú o los huecos de tronco.

el primer packaging se creó en el Antiguo Egipto

Imagen de Vuryal Yavas en Pixabay

Fue en el Antiguo Egipto (1500 a. C.) donde se fabricaron los primeros recipientes de cristal (con colores opacos) para transportar agua y comida.

Posteriormente, las civilizaciones orientales siguieron mejorando sus técnicas de fabricación.

Alrededor del año 200 a. C., los chinos comenzaron a utilizar papel, que es el packaging flexible más antiguo que se conoce.

El papel llegó a Inglaterra en 1310, 400 años más tarde a NorteAmérica y en 1867 se creó el proceso para extraer celulosa de la pulpa de la madera.

Las bolsas de papel fueron un punto de inflexión

las bolsas de cartón fueron el primer packaging semiflexible

Imagen de Karah Hawkinson en Pixabay

En 1844 se fabricaron las primeras bolsas de papel en Inglaterra y, sobre el año 1870, Robert Gair inventó las cajas de cartón de forma accidental.

Una de las máquinas de la fábrica donde trabajaba cambió de posición y cortó una bolsa, lo que dio lugar a varias láminas de cartón. Este fue el nacimiento del packaging semiflexible.

En 1905 (con el cambio de siglo) se creó la maquinaria para producir bolsas de papel de forma automática.

1805, otro gran descubrimiento

Además, si retrocedemos un poco, descubrimos otro gran hallazgo.

Ese año, el cocinero francés Nicholas Appert consiguió demostrar que la comida podía conservarse más tiempo si se hervía a alta temperatura y se envasaba en recipientes de cristal.

packaging de cristal con frutas y verduras

Imagen de prabhuk en Pixabay

Peter Durand (comerciante inglés) utilizó esta idea para demostrar que podía realizarse el mismo proceso con latas (en lugar de cristal).

Así nacieron las latas en conserva que utilizamos hoy en día.

El plástico, un material que nos fascina

Avanzamos unos años y llegamos al plástico, el packaging más utilizado de nuestros días.

Alrededor de 1950 empezó a utilizarse el polietileno como protector para los cables, pero al ser un material muy barato y versátil, empezó a destinarse como materia prima para fabricar bolsas de basura, cinta de embalar o tetrabriks para la leche.

A finales de 1960 (es decir, en tan solo 10 años), la demanda de polietileno creció hasta niveles insospechados.

¿Por qué es tan importante el packaging en el mundo empresarial?

El packaging es casi imprescindible para cualquier empresa que quiera potenciar su propuesta de valor.

Pero, ¿en qué momento se convirtió en la “cara visible” de las marcas?

Todo ocurrió en un lapso de tiempo relativamente corto, entre 1890 y 1910.

Los intercambios comerciales proliferaron, pero no era oro todo lo que relucía.

Muchos fabricantes empezaron a diseñar productos con una calidad inferior al de las marcas tradicionales, los envolvían de forma llamativa atractiva y los ponían a la venta. Y la verdad es que era difícil reconocer estas imitaciones.

Fue entonces cuando los fabricantes de las marcas originales añadieron elementos distintivos en sus productos para alertar a los usuarios.

Además, los fabricantes decidieron utilizar el packaging para ganar identidad y demostrar la autenticidad de sus productos.

el packaging ayuda a definir la imagen corporativa de las empresas

Imagen de Canva

Se empezó a incluir información de los productos en el embalaje, así como el logo y los valores de la marca. Así nació el concepto de branding o “identidad de marca”.

En definitiva, el packaging surgió como una necesidad para proteger y trasladar productos, y ha evolucionado hasta convertirse en un diferenciaciór para los negocios actuales y futuros.

¿Cuáles son los retos del packaging en el siglo XXI?

Gracias al packaging, millones de empresas pueden enviar artículos de forma segura, envíos que se han incrementado con la revolución del mundo del e-commerce.

Sin embargo, esto está generando un altísimo porcentaje de residuos, lo que supone un reto para las empresas y los consumidores directos.

Nuevos materiales y diseños más sostenibles

múltiples envases de plástico apilados

En Packhelp puedes comprar packaging sostenible. Echa un vistazo aquí.

Debido a la rapidez y a lo barato que es crear envases plásticos, la filosofía del “usar y tirar” aumentó a partir de los años 80, y los vertederos se han inundado de embalaje no biodegradable.

El problema es de este material es que no es sencillo de reciclar una vez que finaliza su vida útil.

250 millones de toneladas de plástico acabarán en el océano si no actuamos pronto.

Así que muchas compañías y start-ups están buscando nuevos materiales que dejen un impacto menor en el entorno.

En este sentido, el cartón, cartoncillo y papel han vuelto a la carga, ya que (en su versión natural) son opciones reciclables y reutilizables.

Por lo tanto, todo apunta a que la sostenibilidad será uno de los grandes retos de la industria del packaging.

Personalización y más personalización

El packaging de Packhelp llega a cinco nuevos mercados europeos

Tal y como afirma Adhithi Aji, fundador y CEO de Adrich:

“El futuro está conectado, automatizado y personalizado”.

Estamos en la era de la inmediatez y de las experiencias de compra personalizadas a través de herramientas como el packaging.

Muchas marcas optan por incluir detalles como una tarjeta de agradecimiento o una frase original en la cara interna de la caja. 

Son estos pequeños detalles los que afianzan el vínculo entre la marca y el consumidor.

Hasta aquí nuestro artículo sobre la historia del packaging

Esperamos que te haya resultado interesante y que hayas descubierto cómo el packaging es (y seguirá siendo) una de las herramientas más poderosas para posicionar tus productos y tu marca en el mercado.

Compra packaging sostenible para tu negocio aquí

Decor

Suscríbete y recibe lo último en tendencias de diseño y consejos para tu eCommerce

check
¡Genial!
¡Ahora estás suscrito!
Choose other country
Si lo que vendes es bueno, el packaging hará el resto

El packaging de alta gama resalta las cualidades de tus productos, ¡hazte con el tuyo!


Quiero packaging prémium
exit-intent-image