¿Merece la pena invertir en packaging sostenible?

9 min lectura
Suscríbete y recibe lo último en tendencias de diseño y consejos para tu eCommerce

Choose your country

Please note that we currently sell to EU countries only. If you are based outside the EU, please talk to us. Depending on the type of order and shipping costs, there is a chance we could work something out.

EU

¿Sabías que McDonald’s ha anunciado que, de aquí a 2020, su packaging será 100% sostenible? Noticias como esta nos demuestran que el packaging ecológico viene pisando fuerte, y que ya es una prioridad para las empresas.

¿Y por qué está de moda este concepto? Sencillo, porque hay una nueva generación de consumidores que lo apoya, y que tiene muy en cuenta las políticas sociales y medioambientales de las marcas a las que compran.

Las marcas saben que los usuarios se fijan en cómo estas cuidan el planeta, y este es el empujón que muchas necesitaban para dar el salto hacia lo sostenible.

La ingeniería del packaging avanza a una velocidad de vértigo, y muchas empresas ya han encontrado las opciones sostenibles adecuadas para sus productos.

Pero si aún no sabes si esta opción te compensa económicamente, o dónde encontrar un buen packaging sostenible para tu negocio, en este artículo podrás despejar tus dudas.

Descubre si merece la pena invertir en packaging sostenible y si esta opción es viable para tu negocio.

¿Qué es el packaging sostenible?

Lo primero que debemos tener claro son los conceptos de sostenibilidad y packaging sostenible.

La sostenibilidad hace referencia al uso responsable de los recursos para que las futuras generaciones también puedan disponer de ellos, garantizando la satisfacción de las necesidades actuales y futuras.

La meta es avanzar hacia un buen desarrollo socioeconómico a la vez que cuidamos el medio ambiente.

Por tanto, el packaging sostenible busca reducir su huella medioambiental a lo largo del tiempo y a través de diferentes métodos:

  • Materiales: debe estar fabricado con materias primas que puedan reciclarse en su totalidad (o en gran parte de ella).
  • Producción: el proceso de producción y la cadena de montaje deben minimizarse para reducir también la huella de carbono.
  • Mayor utilidad: debe ser un packaging al que se le puedan dar varios usos y vidas útiles.

packaging sostenible

Además, el packaging sostenible debe tener en cuenta los factores económicos y sociales, y su precio debe ser competitivo respecto al packaging tradicional de un solo uso.

Por ejemplo, el packaging basado en plantas puede ser una opción sostenible, pero no lo es si implica talar bosques enteros para cultivar la materia prima necesaria para fabricarlo.

Así que, como podemos ver, un packaging sostenible no tiene por qué haberse fabricado de forma ética, de modo que tendremos que informarnos bien y preguntar a los diferentes proveedores antes de hacer nuestra elección.

¿En qué consiste un packaging con diseño sostenible?

Si quieres ser una marca que apuesta al máximo por el medio ambiente, la unión de packaging + diseño sostenible es una potente combinación.

Al igual que el packaging sostenible, el objetivo del diseño sostenible es causar un menor impacto medioambiental.

¿Y cómo conseguir un diseño que deje poca huella en el planeta? Podemos usar materiales reciclados y realizar un diseño que otorgue varias vidas útiles a nuestros envoltorios.

Un ejemplo muy ilustrativo son estas bolsas de H&M que pueden convertirse en perchas y que están fabricadas con papel reciclado en un 80%.

H&M sabe que sus clientes potenciales tienen entre 18 y 35 años, que se preocupan por el medio ambiente, y que prefieren marcas que integran soluciones ecológicas en sus procesos.

Por tanto, saben que el packaging apto para más de un uso incrementa la fidelidad entre la marca y el público.

packaging sostenible H&M solución

Otro ejemplo ilustrativo es el proyecto Hornea de Anna Gené, Cristina Maldonado y Vania Nedkova realizado en la Escuela Elisava de Diseño e Ingeniería (Barcelona).

Han conseguido crear un envoltorio de papel para guardar el pan que puede reutilizarse como papel para el horno.

Este envoltorio puede plegarse de múltiples maneras, y se adapta a cualquier forma de pan que deseemos comprar.

¿Su objetivo?

Reducir la cantidad de bolsas que los usuarios se llevan a casa para guardar el pan y los múltiples envoltorios de papel que no son aptos para el reciclaje o para tener una segunda vida útil.

packaging sostenible - el flamenc

Y, por último, EL FLAMENC, empresa catalana cuyo producto es packaging al mismo tiempo. El objetivo de sus bolsas es que los usuarios encuentren alternativas a las bolsas de plástico convencionales.

Están hechas de algodón al 100% y se cierran de forma rápida y segura, por lo que son perfectas para transportar artículos, comprar productos a granel, etc.

Además, su diseño impreso tiene certificado GOTS, lo que significa que es respetuoso con el medio ambiente.

packaging sostenible El Flamenc

¿Merece la pena invertir en packaging sostenible?

Hasta ahora te hemos mostrado en qué consiste el packaging sostenible y ejemplos de empresas que lo utilizan como propuesta de valor.

Pero también queremos mostrarte datos de usuarios reales que podrían visitar tu tienda (física u online) y que tienen muy en cuenta el packaging en el que entregas tus productos.

El estudio El Shopper Millenial de frutas y verduras de AECOC (2017) (en colaboración con AFCO y UNIQ) confirma que el 64% de los encuestados entre 18 y 34 años se decantan por los envases de cartón o de madera cuando compran alimentos (solo un 15% preferiría el plástico).

packaging sostenible

Para este porcentaje de usuarios, el packaging sostenible junto a un producto de calidad son factores decisivos en sus decisiones de compras.

Pero los ciudadanos no son los únicos que demandan un movimiento sostenible. Las grandes compañías también se han sumado al cambio:

En 2016, la compañía de cerveza Mahou recibió el “Premio Europeo de Medio Ambiente a la Empresa” por su proyecto para calcular la huella ambiental de su cadena de producción, gracias al cual redujo sus emisiones de CO2 en un 42%.

En 2018, la empresa Plastic Repair System ganó el primer premio en “Producto/Servicio para el Desarrollo Sostenible” por su tecnología promotora para reparar objetos de plástico y darles nuevos usos.

Si unimos el movimiento ciudadano y el empresarial, vemos que:

  • Los consumidores buscan y confían en marcas ambientalmente responsables.
  • Las grandes compañías han iniciado su camino verde para mejorar su imagen y conectar con el público.
  • Las pymes necesitarán adoptar políticas responsables para estar a la altura del mercado y de sus competidores.

Esto significa que las cadenas de montaje tendrán que ser transparentes, y que las empresas deberán apostar por materiales y procesos de producción sostenibles de principio a fin.

¿Qué materiales eco/sostenibles puedes usar para tu packaging de empresa?

1. La diferencia entre sostenible y biodegradable

Para elegir bien nuestro packaging sostenible es importante conocer esta diferencia.

Como ya hemos visto, la sostenibilidad aboga por un uso óptimo de los recursos y por minimizar los procesos de producción para alcanzar el equilibrio entre desarrollo y medioambiente.

Por otro lado, son biodegradables aquellos materiales que se descomponen de manera natural a través de un organismo biológico, es decir, acaban convirtiéndose en elementos químicos naturales en un periodo de tiempo relativamente corto.

Los envases biodegradables parecían ser la solución ante los plásticos de un solo uso.

Pero la verdad es que mucho packaging etiquetado como “biodegradable” se fabrica con materiales que solo pueden descomponerse a cierta temperatura o con las condiciones atmosféricas adecuadas.

Esto significa que hay envases que se descomponen en un vertedero bajo el sol, pero que permanecen completamente intactos si se tiran al océano.

Por lo tanto, existe packaging biodegradable que solo se descompone con las condiciones adecuadas. En el ejemplo anterior, nuestro packaging flotaría en el océano contaminando los mares y los ríos.

Si te decantas por un packaging biodegradable, te aconsejamos analizar sus características antes de tomar una decisión.

2. Cartón

El estudio “Envases y embalajes: percepción de la sociedad” realizado por la Asociación Española de Fabricantes de Envases y Embalajes de Cartón Ondulado (2017) confirma que el 41,7% de los usuarios españoles valora el cartón como el packaging más ecológico y beneficioso para el planeta.

packaging sostenible - ejemplo de la marca Sheyn
Cajas sostenibles de SHEYN.

Uno de sus puntos fuertes, además de la variedad de formas y tamaños, es su fuerza. Las cajas de varias capas y bien ensambladas aguantan mucho peso y protegen los productos ante cualquier traslado.

El cartón es biodegradable en más de un 80%, y se descompone rápidamente en los vertederos.

3. Bioplásticos

Otra alternativa son los bioplásticos procedentes de productos vegetales como la soja o el maíz.

Es un tipo de packaging bastante resistente, y gracias a sus componentes, la gran mayoría se descompone en cualquier entorno (aunque depende del material). Tampoco contienen sustancias químicas que dañen el medio ambiente.

4. Polimailer o poli sobres

Los polimailers (o poli sobres) fabricados con material biodegradable son perfectos para enviar artículos que no necesitan bolsa, como por ejemplo, ropa de calidad que sea duradera. Además, incluyen un sistema de sellado en la solapa que incrementa su vida útil.

packaging sostenible

El packaging sostenible conecta con un público implicado en el medio ambiente

Cuando una empresa puede mostrar acciones orientadas a reducir su huella medioambiental, fideliza con sus clientes de siempre, y atrae a un nuevo público concienciado con la ecología y el planeta.

Aunque la sostenibilidad no sea las característica principal de tu marca, iniciarte en el packaging sostenible puede hacerte destacar frente a la competencia.

Imagina esta situación: un usuario sostiene en una mano tu producto, y en la otra el de tu competidor. Está decidido a comprar, y solo necesita un pequeño estímulo para decantarse por uno.

En tu packaging el usuario lee: packaging fabricado con materiales 100% reciclados. Se descompondrá en materia orgánica y libre de tóxicos de aquí a 15 años.

¡Vendido!

Aunque el packaging no sea la razón principal por la que tus clientes te compran, sí puede ser ese impulso que algunos necesitan para elegir tu marca.

7 pequeños consejos para iniciarte en el packaging sostenible

Y ahora, vayamos a lo práctico, ¿cómo puede una pyme iniciarse desde cero en el packaging sostenible?

Aquí tienes algunos consejos para sacar el máximo partido de esta nueva andadura:

Packs de muestra para iniciarse

No importa si vendes un producto o cientos de ellos. Lo importante es que tengas claro el concepto de sostenibilidad, y que una vez te decidas, empieces con pequeñas muestras.

Hay muchas tiendas que te permitirán pedir packs de muestra para que compruebes de primera mano la calidad del embalaje y si se adapta bien a tus productos.

¿Nueva imagen de marca? Únela al packaging

Si vas a lanzar una nueva imagen de marca o una línea nueva de productos, el packaging de diseño sostenible puede ser un genial aliado para promocionarte.

En Packhelp puedes renovar el diseño de tu packaging y, al mismo tiempo, apostar por cajas de cartón ecológico a las que tus clientes podrán dar una segunda vida útil.

Compara los precios

Una vez que hayas decidido tu opción de packaging sostenible, es importante calcular si el coste es asumible o si tendrías que subir un poco el precio de tus productos para que salga rentable.

No obstante, el packaging sostenible suele ser una opción asumible. En Packhelp, te damos la opción de hacer un pedido mínimo de 30 unidades por solo 0,26 € la unidad.

Lo bueno, si breve, dos veces bueno

Durante el cambio, simplificar es la mejor opción. Puedes comenzar ofreciendo pequeñas cantidades de tu nuevo packaging y analizar la reacción de tus clientes para tomar una decisión. Pasa a cantidades mayores cuando lo veas todo claro.

FIFO: First In, First Out

También puedes aplicar el método FIFO en tu política de packaging. Antes de invertir en nuevas cajas, comprueba si ya has usado todo el packaging que habías adquirido previamente. Una vez se termine, comienza con el nuevo.

Los productos eco, un nuevo filón para tu negocio

Cuando tus clientes se hagan a tu nuevo envoltorio, podrías introducir otras novedades, como un producto ecológico o una gama de productos fabricados con materiales reciclados.

De esta forma, tus clientes comenzarán a asociar a tu marca con valores como la responsabilidad y el compromiso verde.

Muestra tu nuevo packaging al mundo

Una marca que lucha por el bien del planeta es siempre una noticia de interés para los consumidores.

Tus nuevas políticas sostenibles pueden hacer destacar tu marca y que esta sea recordada mejor entre los usuarios.

packaging sostenible

Y hasta aquí el artículo de hoy con este nuevo concepto de packaging cada vez más demandado en el mundo empresarial.

Esperamos haber despejado tus dudas sobre si merece la pena invertir en packaging sostenible y si es una opción viable para tu negocio.

Desde Packhelp queremos aportar nuestro granito de arena para que puedas iniciarte con un packaging ecológico y responsable con el planeta. Puedes hacer un pedido mínimo de solo 30 unidades, una cantidad ideal para esa primera prueba con tus clientes.

Echa un vistazo a nuestra web y descubre todas las opciones a tu alcance.

visita la tienda de packhelp


Compartir
Kajetan Wyrzykowski
Kajetan Wyrzykowski