peSeta

E-commerce

¡Estamos de estreno! En Packhelp seguimos trabajando para mostraros historias de marcas sostenibles, que defienden la igualdad, el trabajo justo y el amor por las cosas bien hechas.

Y la verdad es que no hemos podido tener más suerte, porque abrimos esta sección con la marca peSeta, una empresa cuyos valores inspirarán a cualquier marca que quiera luchar por un sector de la moda más equitativo y respetuoso con el planeta.

Sigue leyendo y no te pierdas lo que Jaime (director de comunicación) nos ha contado sobre este bonito proyecto y sobre el packaging que utilizan para sus productos.

una modelo posa con un vestido de la marca peseta

Packhelp: Cuéntanos, ¿cuándo tomó forma este bonito proyecto?

Jaime: La historia de peSeta comienza más o menos a principios de siglo, cuando Laura del Pozo empezó con la marca movida por una creatividad expansiva y por un amor/vicio sano por las telas estampadas.

Al principio vendíamos (principalmente) accesorios y usábamos telas estampadas de todo el mundo.

Ahora hacemos más ropa (sin olvidar los accesorios e incluso las mascarillas) y llevamos ya varias temporadas creando nuestros propios estampados. 

Somos una empresa femenina, igualitaria, conciliadora, hedonista y con vocación sostenible. Nuestra evolución ha sido siempre muy orgánica y cuidada, de ahí nuestro lema “ritmo y respeto”.

La palabra “Ritmo" muestra que hacemos las cosas marcando nuestros tiempos y siguiendo un instinto que quizá no sea el canónico en la industria de la moda.

“Respeto" tiene un doble sentido: por el medioambiente y por las personas involucradas en el proceso: desde los proveedores a las costureras, patronistas, diseñadores, otras tiendas y, por supuesto, nuestra clientela.

una modelo posa con un vestido amarillo y pendientes a juego

Packhelp: Vuestro lema es muy dinámico y os describe a la perfección. Es genial que lo hayas desglosado y nos hayas explicado su significado.

¿Y cómo son vuestros procesos de diseño y producción?

Jaime: Intentamos diseñar y producir como un todo, pensando (en el caso de la ropa) en personas reales de tallas reales.

Por este motivo le damos muchas vueltas al patrón de las prendas, a los pequeños detalles que puedan tener, etc. Queremos que sean prendas y accesorios bonitos por fuera y por dentro, en sentido real y figurado.

Producimos en España en talleres que tengan una filosofía similar a la nuestra, y tenemos una relación con otras marcas de la industria parecidas a nosotras basada en la cooperación (más que en la competencia).

una chica con un vestido colorido mira al horizonte

Packhelp: ¿Qué papel juega el packaging en vuestra empresa?

Jaime: Siempre le hemos dado muchísima importancia al envoltorio de nuestros productos y pedidos, tanto estética como, por supuesto, ética.

Nos gusta mucho que el producto llegue bien presentado, que el cliente note que lo hemos preparado con cariño y que sepa que nos hace mucha ilusión que nos haya elegido. 

Al fin y al cabo, es el último paso de un proceso que comienza con una idea, pasa por un taller y acaba en las manos de una persona concreta.

Es importante que todos los pasos de ese proceso sean pensados y ejecutados con cariño. 

Por otro lado, nos da mucha pena cuando el packaging se convierte en basura una vez abierto el paquete.

Para nosotras es muy importante que pueda reutilizarse y por eso últimamente usamos cajas de cartón de diferentes tamaños que pueden tener una segunda vida.

caja fabricada con materiales ecológicos

Entra en Packhelp y compra packaging de cartón reciclado para tu negocio

Packhelp: Compartimos la misma filosofía. Siempre incentivamos a las empresas para que, a su vez, estas incentiven a los clientes finales a reutilizar el packaging. 

¿Qué tipo de packaging utilizabais antes de decantaros por las cajas de cartón?

Jaime: Hace tiempo usábamos cajas rectangulares (pensadas para ostras) y circulares (para quesos) que se hacen con madera de bosques sostenibles, pero lo dejamos porque ocupaban muchísimo espacio y por temas de tamaño (valían para productos pequeños, pero no para vestidos, bolsos o mochilas).

En la caja explicábamos con un sello de caucho el origen de la caja y su uso normal.

En la fábrica donde las comprábamos les hacía mucha gracia que usásemos cajas de ostras y quesos para guardar nuestros accesorios, pero lo cierto es que quedaban fenomenal, y nos consta que luego los clientes las usaban para otras cosas.

una modelo posa con un conjunto rosa y un collar

Ahora también envolvemos las mochilas y prendas en papel seda negro, les ponemos un lazo amarillo (el color de la marca) y luego añadimos una postal o alguna pegatina y las metemos en las cajas, que sellamos con cinta amarilla. 

Cada cierto tiempo cambiamos alguno de esos elementos, poniendo mucho cariño en la elección y en la forma de empaquetarlo todo.

En la tienda, cuando es para regalo, hacemos lo mismo.

una chica posa con un bolso sobre su cabeza

En definitiva, el equipo de peSeta ha definido los valores de la marca, y trabajan cada día para que tanto sus procesos de producción como la entrega al cliente sean exquisitos.

Si tú también quieres marcar la diferencia con el packaging de tu empresa de moda, visita Packhelp. Nuestro equipo de expertos te asesorará hasta encontrar la mejor solución para ti.