E-commerce

Monday's Child

Cuando te diriges a los niños, tu producto tiene que cumplir con un doble rasero. No sólo debe atraer a los pequeños, sino que también tiene que pasar la prueba entre los adultos. Monday's Child, un cliente británico de comercio electrónico de Packhelp, ha diseñado una fantástica caja de cartón que, además de una solución para los envíos, constituye un juguete por sí sola. La fundadora de la empresa, Miranda Stanford, nos ha contado la historia de su producto único.

 

cajas de monday's child

 

Ropa ocasional para los más pequeños

Como diseñadora, Miranda Stanford siempre disfrutó de las cosas bonitas. Después de años de estudiar y trabajar en el campo del diseño, su manera femenina de pensar sobre la ropa impulsó el desarrollo de Monday's Child, una marca dedicada a convertir a las niñas en princesitas. Miranda comenzó a coser prendas en Londres, apoyando a los proveedores locales y asegurándose de minimizar su huella ambiental.

Como Miranda escribió en su sitio web, se supone que la ropa que diseña está imbuida de una forma atemporal. Son sellos de la alegría de la infancia y pasarlos de generación en generación es el toque nostálgico de la marca. En cierto modo, estas encantadoras prendas son un puente entre generaciones, un regalo alegre para los más jóvenes y una inyección de nostalgia para los mayores.

La ropa, sin embargo, no fue la única parte vital de la visión de Monday’s Child.

"Queríamos crear una experiencia para nuestro consumidor que fuese más allá de sólo recibir su compra en una caja estándar. La clave fue llevar la magia de nuestra marca a todos los puntos de contacto del consumidor, siendo el empaquetado una forma crucial de expresarlo. La belleza de recibir un vestido de Monday's Child no comienza con el vestido; comienza con la apertura de la caja de ese vestido - desatando el lazo con el sello de Monday's Child, viendo la icónica Pequeña Caja Rosa  y revelando el vestido en su interior".

 

monday's child packaging

 

Embalaje para cumplir una visión

Las cajas pedidas por Monday's Child fueron diseñadas específicamente para recordar una casa de muñecas. La pintura, impresa en cada una de ellas, indica lugares para cortar ventanas y puertas. El embalaje de cartón puede ser utilizado como un juguete - es el mejor ejemplo de reuso creativo.

"La sostenibilidad es algo que estamos orgullosos de apoyar y traer a nuestros consumidores. Las cajas de Packhelp nos permiten utilizar materiales reciclados para crear una Casa Rosa reutilizable para la persona especial que recibe el vestido, con instrucciones en el interior para cortar alrededor de las ventanas y la puerta principal para fomentar horas de juego imaginativo".

El periodo navideño también se ha reflejado meticulosamente en el diseño. La edición limitada de las cajas adornaba cada casa de muñecas con cadenas de luces.

 

monday's child packaging set

monday's child packaging set

 

Cantidades más pequeñas para mantener la agilidad

El proyecto de las cajas parecidas a una casa de muñecas fue una especie de prueba de mercado. Para llevarla a cabo, Miranda necesitaba un pequeño lote de embalaje.

"Packhelp le dio a Monday's Child la oportunidad de probar nuestra casa Pequeña Caja Rosa en cantidades más pequeñas - como pequeña empresa es importante para nosotros mantenernos lo más ágiles posible, por lo que tener la opción de hacer pedidos en cantidades más pequeñas mientras escalamos el negocio ha sido muy importante. Además, tener la opción de crear nuestra Pequeña Casa Rosa en materiales reciclados sin comprometer el diseño o la función realmente impactó nuestra decisión de usar Packhelp".

Durante los pocos meses de colaboración, Monday's Child ha diseñado cuatro tamaños de cajas y cada una de ellas es una especialidad en si misma.

 

monday's child packaging

Próximo diseño
¡Genial!
¡Ahora estás suscrito!
No te pierdas las cosas geniales

Únete a nuestra lista y mantente inspirado con todos los diseños nuevos. Suscríbate para recibir nuestro boletín informativo bimensual.


Tu correo electrónico parece ser incorrecto.