Mus Mus

E-commerce

Anna Leszkiewicz sabe que dormir es una de las acciones más importantes del día, y gracias a Mus Mus ha conseguido que el sueño de madres e hijos sea más reparador y placentero.

No te pierdas la historia de esta marca de ropa ecológica para estar por casa.

la fundadora de Mus Mus sostiene una caja con ropa

A todos nos han contado alguna vez los beneficios de dormir 8 horas seguidas, pero ¿quién puede afirmar que duerme tal cantidad de horas a diario? Probablemente, casi nadie.

Vivimos con prisa, y muchas veces olvidamos dedicar tiempo a cuidarnos, relajarnos y a descansar como debemos.

Anna Leszkiewicz siempre ha sido consciente de lo beneficioso que es dormir bien, y pensó que la ropa de estar por casa podría hacer que la historia de muchas madres e hijos diera un giro de 180 º.

Los inicios de Mus Mus 

Era bastante improbable que el destino (o la vida) llevaran a Anna a crear su propia marca de ropa ecológica.

De hecho, tras acabar los estudios, su primer contacto con el mundo laboral fue en un estudio de arquitectura, donde trabajó varios años.

Pero la rutina se apoderó de ella pronto:

“Soy arquitecta profesional y he trabajado en varios estudios de arquitectura durante unos años. Sin embargo, pronto me di cuenta de que ese trabajo no iba conmigo, me resultaba repetitivo. Tras el nacimiento de mi hija, decidí no volver a mi puesto. Quería tener mi propio negocio y, finalmente, mi pareja y yo conseguimos crear una bonita colección de pijamas y ropa de cama infantil”.

Esta decisión la llevó a una nueva (y prometedora) etapa en su vida.

Con su línea de ropa quiere que madres e hijos se sientan como en una nube y, así, conciliar mejor el sueño.

varias cajas blancas de cartón apiladas

Mus Mus lleva la dulzura como sello

A diferencia de otras marcas de ropa y accesorios infantiles, Anna decidió no utilizar colores llamativos para sus colecciones.

Y es que, para favorecer el sueño, los colores suaves son fundamentales:

“Ofrecemos pijamas para niños, ropita para recién nacidos, ropa interior y sábanas. Quería que los colores fueran suaves. Respecto a la colección femenina, ofrecemos camisones, vestidos anchos, pantalones, faldas, tops, etc. He intentado diseñar ropa con un estilo universal que no pase de moda fácilmente”.

Anna comprendió que, en los tiempos que corren, las prendas que lances al mercado deben llevar tu propio sello. Esto es lo que diferencia a Mus Mus de la competencia.

“Me encantan los diseños de líneas sencillas. Las habitaciones de los niños suelen ser coloridas y divertidas. Nuestra ropa de cama está diseñada para crear contraste. Debe mostrar que estás entrando en la zona más pacífica del cuarto, un lugar diseñado para descansar tras un largo día de cole, actividades y juegos”.

caja con ropa y varios utensilios de costura

Anna utiliza caja postales Eco para envolver sus prendas. Consigue las tuyas aquí.

El compromiso ecológico de Mus Mus

Cada vez son más las empresas que deciden reducir su huella de carbono para luchar contra el cambio climático y la pérdida de biodiversidad.

Concretamente, esta iniciativa se está extendiendo mucho en la industria textil, que es la segunda más contaminante después de la industria petrolera.

En Mus Mus se toman este compromiso muy en serio. Concretamente, para Anna esto un problema crucial que hay que abordar cuanto antes.

“Todos los productos de nuestra tienda están hechos con materiales naturales y ecológicos. La ropa infantil y los camisones están hechos con algodón bio y certificado GOTS. Así nos aseguramos de que a los agricultores y a los trabajadores se les trate de forma respetuosa, ética y de que reciban salarios justos. Este certificado también garantiza que no haya niños trabajando en la fabricación de algodón”.

varias prendas de ropa en una caja de cartón

Para Anna no solo es importante fijarse en la procedencia de la materia prima. El compromiso con la ecología debe estar presente en todos los procesos y decisiones que se tomen en la empresa.

Por este motivo, la mayor parte del papel y de los accesorios de la tienda de Mus Mus son reciclados

Asimismo, este fue el motivo que hizo a Anna decantarse por el packaging ecológico de Packhelp.

“El packaging es un aspecto crucial del negocio. Es muy positivo contar con opciones biodegradables, como las cajas postales Eco, el papel de seda personalizado y la cinta de embalaje kraft. Creemos firmemente que la producción textil puede y debe ser más verde. No es necesario dañar el medioambiente para fabricar ropa”.

dos manos sostienen una caja blanca de Mus Mus

Puedes comprar packaging ecológico como el de Mus Mus aquí. Solo tardarás unos minutos en diseñarlo y hacer el pedido.

La importancia del diseño en el packaging personalizado

Anna también ha sabido crear un diseño de packaging original y alineado con sus colecciones textiles.

“Quería crear un diseño coherente con la marca. Por eso hemos creado etiquetas y folletos con trazos negros (igual que en nuestras cajas). También hemos impreso un mensaje en la caja que recuerda que cada una de nuestras acciones cotidianas son importantes, porque afectan a nuestro futuro”.

Anna ha dedicado muchas horas al diseño del packaging, porque sabe que las cajas son la primera toma de contacto que los clientes tienen con su marca.

En cada una de las cajas de Mus Mus puede leerse: natural, ethical, body-positive (natural, ético, bueno para el cuerpo).

una chica sostiene una caja blanca de Mus Mus

Puedes conseguir cajas como la de Mus Mus aquí. Personalízalas a tu gusto en solo unos minutos.

Su receta para el éxito

Mus Mus ha sabido definir los valores de su marca y gracias a ello está en pleno crecimiento.

En concreto, hay 3 puntos clave que les permiten diferenciarse:

Han aportado una solución a un problema específico: cómo mejorar la calidad del sueño de madres e hijos gracias a la ropa de estar por casa.

Destacan frente a la competencia gracias a las colecciones de ropa en tonos suaves.

Su compromiso ecológico es verdadero y saben cómo mostrarlo a los clientes. Solo utilizan materiales naturales y ecológicos tanto para las prendas como para el packaging.

En definitiva, podemos decir que a Anna le espera un futuro muy esperanzador dentro del sector textil.

“Creo firmemente en las palabras de Viviene Westwook: comprar menos y elegir de forma más inteligente. Por este motivo, gestiono tanto la calidad de nuestra ropa como la cantidad que vamos a fabricar”.

¿Qué te ha parecido esta historia?

Si esta historia te ha servido de inspiración, puedes descubrir muchas más en nuestra sección Ideas (solemos publicarlas cada mes).

Nos encanta mostrarte ejemplos de clientes que consiguen crecer y que se apoyan en el packaging para conseguirlo.

VISITA LA TIENDA DE PACKHELP