Impresión offset vs. digital: ¿cómo impacta cada una en el medioambiente?

Maria Carrillo Estrada
Maria Carrillo Estrada | 11 min lectura

Suscríbete para estar al día

check
¡Genial!
¡Ahora estás suscrito!
subscribe-decor

¿Tu empresa ya está sumergida en el camino de la sostenibilidad? Genial, eso significa que, además de ofrecer productos o servicios más respetuosos con el entorno, te estás adaptando a las expectativas de los usuarios actuales.

Como bien sabrás, todo cuenta en el proceso: la materia prima, los procesos de fabricación, las condiciones laborales de los trabajadores, la logística y la manera en que entregas tus productos.

Ya hemos visto en otros artículos que los usuarios valoran recibir los artículos en un packaging resistente, que pueda reciclarse o reutilizarse y con un diseño alineado con el branding de la marca.

Pero, ¿está reñida la sostenibilidad del packaging y su personalización?

Aunque no existe ningún packaging que genere residuos cero, lo que sí podemos hacer es fabricarlo con material reciclado, y decorarlo con la técnica de impresión que menos emisiones genere y menos recursos primarios consuma.

En otros artículos hablamos por qué el cartón era un buen material y vamos a complementar la información con los tipos de impresión que pueden acompañarle, analizando el impacto de cada una en el planeta.

Concretamente, vamos a centrarnos en dos impresiones muy utilizadas en el sector del packaging: la impresión offset y la digital.

Veremos:

  • Cuáles son sus características principales.
  • Cómo trabajan los especialistas este tipo de impresiones. 
  • El impacto medioambiental de cada una.
  • Qué tipo de impresión se utiliza en Packhelp para imprimir tu packaging y de qué depende la elección de una u otra.

diferentes paletas de colores utilizadas para diseñar packaging

¿Qué es la impresión offset?

La impresión offset, también conocida como impresión litográfica, permite a los especialistas producir un alto volumen de impresiones a un precio más económico.

Para comprender bien esta técnica, es importante analizar los elementos que componen una máquina de impresión offset:

  • Un rodillo de metal cubierto con una capa de aluminio. En este primer rollo se queda grabado el diseño.
  • Un rodillo hecho de caucho que contiene pintura.
  • Un último rodillo que sostiene la hoja de papel donde se realiza la impresión.

La imagen en cuestión se transfiere desde el rodillo de metal al rodillo de caucho con pintura para, posteriormente, pasarla al papel.

En esta impresión se juega con la baza de que el agua no se mezcla con la pintura.

La máquina contiene rodillos más pequeños que aplican agua al rodillo de metal. El agua se adhiere a aquellas zonas del diseño que aparecen en blanco, es decir, a todo lo que no es la imagen en sí.

Asimismo, se aplica tinta al rodillo de metal. Pero, puesto que el agua repele la tinta a base de aceite, esta solo se adhiere a la imagen.

Es entonces cuando la imagen tintada se transfiere al rodillo de caucho, que hace prensa con el tercer rodillo hasta que la imagen se imprime en el papel.

rodillos utilizados para la impresión offset

Las máquinas de impresión offset más primitivas tenían una desventaja: había que aplicar cada uno de los colores por separado.

No era posible imprimir varios colores a la vez, por lo que había que lavar los rodillos, ir cambiando de color e implementarlos uno a uno en el diseño.

Por suerte, las máquinas modernas multiplican el proceso por cuatro.

Mediante la tecnología Computer to plate (conocida también como Directo a plancha), se separa el diseño en cuatro imágenes basadas en el espectro de colores CMYK: cian, magenta, amarillo y key (o negro).

Una vez separadas las imágenes, se recurre a la luz láser para montarlas una a una directamente sobre la plancha offset. Esto permite reducir los tiempos y los costes de preimpresión, además de obtener imágenes de mejor calidad.

Cajas postales para enviar regalos y complementos

Caja postal Full Color de Packhelp

Una vez que la imagen se ha impreso en el papel, se deja secar y, posteriormente, se pega a la superficie del packaging.

Si el diseño se ha impreso directamente sobre el cartón, no hace falta tiempo de secado, la caja estará lista para usar.

¿Qué es la impresión digital?

La impresión digital, tal y como su nombre indica, es el proceso de digitalizar una imagen. La mayoría de las impresoras que utilizamos en casa funcionan a través de este sistema.

El primer paso es dividir el diseño en cuatro imágenes basadas en el espectro de colores CMYK, tal y como se hace en la impresión offset.

La versión digital de estas cuatro imágenes se envía a la impresora. Y aquí reside la gran diferencia: en lugar de montar una capa de color tras otra, se imprimen puntos microscópicos.

Los valores del CMYK digital se usan para revisar el color de cada punto, así como su ubicación.

Las impresoras Inkjet (como las que tenemos en casa) colocan tinta líquida sobre el papel, mientras que las impresoras con tóner usan un polvo fino hecho a base de plástico que se seca de forma instantánea.

En términos generales, la impresión digital es un modo rápido y sencillo de imprimir volúmenes bajos que no requieren configuración. No obstante, la emisión de COVs es más alta con esta técnica. Profundizaremos en el tema más adelante.

impresora con colores cmyk

¿Qué otras diferencias técnicas y económicas existen entre la impresión offset y la digital?

Configuración

Las herramientas que se requieren para la impresión digital son sencillas de configurar.

Lo imprescindible es una impresora, una versión digitalizada de tu imagen y, en algunos casos, calibrar la máquina para que se ajuste al tamaño de la imagen.

Esto significa que se pueden realizar un número bajo de impresiones en un mismo día, quizá en cuestión de horas.

Por el contrario, la configuración de la impresión offset lleva más tiempo.

Hay que separar el diseño creando cuatro láminas de aluminio individuales, insertarlas en la máquina y calibrarlas correctamente.

Esto consume mucho tiempo y hace que el coste por unidad aumente considerablemente si el número de impresiones solicitadas es bajo.

Rentabilidad

la impresión digital es rentable en pedidos al por mayor

El tiempo de configuración está ligado a la rentabilidad de cada tipo de impresión.

Las máquinas offset requieren más mantenimiento. Hay que limpiarlas entre un trabajo y otro y, al contener más piezas (como los rodillos), hay más posibilidades de que alguno se rompa o deteriore.

Por este motivo, esta técnica sale más rentable cuando se imprime a gran escala.

La impresión digital, sin embargo, puede configurarse más rápidamente, así que sale bastante rentable cuando se realizan impresiones a pequeña escala.

Colores

Si necesitas que la impresión sea de alta precisión, te recomendamos la técnica offset. Es la mejor opción para crear diseños que incluyen detalles pequeños o para recrear texturas.

La impresión digital se limita a la escala de grises (de blanco a negro) y a la paleta CMYK. No se utiliza para reproducir otras gamas de colores (como PANTONE o HKS). Con esta técnica se tiene en cuenta el modo en que el papel puede alterar el matiz de los colores y se ajustan las tonalidades en consecuencia.

Papel

papel para realizar una impresión offset

No podemos hablar de gamas de colores sin hacer referencia al papel donde se hacen tangibles.

En la impresión digital a niveles industriales se utiliza un tipo de papel que ya viene recubierto con una lámina protectora.

La tinta se asienta en la parte superior del papel, es decir, el papel no la absorbe.

Sin embargo, el papel utilizado en la impresión offset no está recubierto y es más poroso, absorbiendo así la tinta. 

Como la impresión digital se imprime sobre una lámina de papel claro, los colores pueden resultar más llamativos a simple vista.

¿Qué tipo de impresión es más respetuosa con el entorno?

Nota: La siguiente información se ha extraído y traducido de los siguientes informes:

Eficiencia

En la impresión offset se utiliza una mayor cantidad de material, ya que hay que configurar la máquina para cada tipo de papel y de tinta (proceso conocido como makeready).

Por otro lado, las impresoras digitales trabajan con la tinta de forma 100 % efectiva.

Pero es importante saber que, aunque se aprovecha la tinta al máximo, la impresión digital requiere más tinta que la offset.

Por ejemplo, hay que recurrir a la tinta amarilla para recalibrar la máquina si hay un atasco de papel, un problema muy habitual en la impresión digital.

Emisión de COVs

huella ambiental de la impresión offset

Los COVs son compuestos orgánicos volátiles que están presentes en la tinta y en los disolventes y son muy sensibles a la reacción química.

Contaminan el aire y, si entran en contacto con óxidos de nitrógeno, reaccionan para formar ozono, que puede ser perjudicial para las personas que lo respiran en grandes cantidades.

No obstante, tanto la impresión offset como la digital están bastante por debajo de las emisiones de COVs permitidas.

La emisión de COVs es más alta en las tiradas cortas de offset, pero si la tirada es grande, con esta técnica se emiten casi un 80 % menos de COVs que con la digital.

Por este motivo, Packhelp utiliza la impresión digital para decorar un número de cajas bajo, y pasa al offset cuando hay que imprimir cajas al por mayor.

Residuos e impacto ambiental

La impresión offset requiere el uso de láminas de aluminio para cada diseño, un proceso que consume mucha energía y recursos.

Sin embargo, estas láminas se reciclan tras su uso. Se derriten y se combinan para fabricar nuevos productos de aluminio.

¿Impresión offset o digital para tu packaging personalizado?

caja postal con impresion doble de marca packhelp

Caja postal con impresión doble de Packhelp

Como acabamos de ver, Packhelp pasa de la impresión digital a la offset cuando el pedido sobrepasa las 500 unidades.

La impresión offset tarda más tiempo en configurarse, pero una vez que la maquinaria está lista, permite producir altos volúmenes de packaging en menos tiempo.

Asimismo, la maquinaria de la impresión offset nos permite trabajar con diferentes sistemas de tinta, como PANTONE o tonos metálicos, entre otros.

En definitiva, con esta técnica se generan menos residuos si se trabaja con pedidos a gran escala.

Por estas razones, animamos a las marcas en expansión a hacer pedidos al por mayor (por encima de las 500 unidades siempre que sea posible). Es el punto en el que la calidad de la impresión mejora y la huella de carbono disminuye.

Hasta aquí nuestro artículo sobre impresión offset e impresión digital

A grandes rasgos:

  • En la impresión offset se utilizan varios rodillos para transferir la tinta al papel. Se trabaja con diversas capas de colores que dan lugar a la imagen final y se puede trabajar con diversos sistemas de colores, como el CMYK y el PANTONE.
  • En la impresión digital se utilizan impresoras industriales para digitalizar la imagen y esta se va imprimiendo a través de puntos microscópicos.
  • Es más laborioso preparar las herramientas necesarias para la impresión offset, pero permite realizar un alto número de impresiones en menor tiempo emitiendo menos COVs a la atmósfera. Por este motivo, Packhelp utiliza la impresión offset en pedidos de packaging superiores a las 500 unidades.
  • La maquinaria de la impresión digital se configura más rápido, por lo que es recomendable utilizarla cuando el número de impresiones es pequeño.

¡Un saludo y nos vemos en el próximo artículo!

Fuentes:

Decor

Suscríbete y recibe lo último en tendencias de diseño y consejos para tu eCommerce

check
¡Genial!
¡Ahora estás suscrito!
Choose other country
Si lo que vendes es bueno, el packaging hará el resto

El packaging de alta gama resalta las cualidades de tus productos, ¡hazte con el tuyo!


Quiero packaging prémium
exit-intent-image