It seems you're in
Choose other country

Gamificación: la dinámica más divertida para reforzar la conexión con tus clientes

Maria Carrillo Estrada
Maria Carrillo Estrada | 13 min lectura

Suscríbete para estar al día

check
¡Genial!
¡Ahora estás suscrito!
subscribe-decor

Todos los negocios online, sin importar su tamaño, comparten una meta común: la fidelización.

Contar con una audiencia que confía en tu marca y que te compra asiduamente es sinónimo de buenos resultados para tu empresa.

Pero claro, la fidelización hay que trabajarla, y mucho. En esta sociedad hiperconectada, es muy fácil que un negocio de cualquier parte del mundo se convierta en competencia y absorba la atención de tus clientes potenciales.

Eso significa que tienes que estar al loro y seguir probando nuevas estrategias para superar las expectativas de tu audiencia.

La gamificación, por ejemplo, es una buena herramienta de refuerzo. Tiene un sinfín de beneficios y aporta esa chispa que llevabas tiempo buscando para tu plan de marketing.

En este artículo te contaremos:

  • Qué es la gamificación.
  • Qué retos puede ayudarte a superar en el día a día de tu e-commerce
  • Cómo elaborar una estrategia de gamificación satisfactoria para tus clientes.
  • Qué tipo de juegos serán un éxito seguro entre el público.

¡Comenzamos!

la gamificación refuerza la estrategia de marketing de muchos ecommerce

¿Qué es la gamificación?

La gamificación consiste en implementar actividades lúdicas en ambientes no lúdicos, como el educativo, el laboral o el empresarial.

Gracias a estos pasatiempos, los clientes pasan un rato entretenido mientras toman acción e interactúan con tu marca.

Es lógico que aporte resultados tan positivos porque, al igual que los juegos ayudan a retener conceptos nuevos en menor tiempo, también despiertan sentimientos como la motivación por conseguir una recompensa, el afán de superación o la satisfacción de sentirse reconocido en una comunidad.

Por lo tanto, si tu marca deleita a los clientes con juegos en los que pueden superarse y que despiertan en ellos sensaciones tan positivas, habrá más probabilidades de que te recuerden y vuelvan a elegirte, ¿no crees?

En definitiva, la gamificación te permite presentarte de una forma amena, natural y menos invasiva que la publicidad directa. Los usuarios estarán distendidos mientras se familiarizan con tus productos o servicios.

Retos que tu e-commerce puede superar gracias a la gamificación

Un cliente que asocia la diversión y el buen rollo a tu marca suele ser sinónimo de cliente satisfecho. Si logras este objetivo, conseguirás disminuir algunos de los retos a los que muchos e-commerce se enfrentan a diario:

Carritos abandonados

la gamificación ayuda a disminuir el porcentaje de carritos abandonados

Ponte en los zapatos del consumidor por un momento, ¿cuántas veces has visitado una tienda online y has ido añadiendo artículos al carrito de forma impulsiva?

Sin embargo, en el momento del pago, empiezas a descartar este y aquel producto, incluso puedes cerrar la página y dejar la compra para unas horas más tarde.

Sin embargo, a menos que el carrito vaya acompañado de algún incentivo por parte de la empresa (como descuentos, obtención de puntos o envío gratuito), es probable que olvides volver y finalizar el pago.

Este es el fenómeno del carrito abandonado y alcanza cifras del 79,17 % en sectores de diversa índole.

Bajo porcentaje de fidelización

Como vimos al principio, la fidelización es el pináculo de la relación entre el cliente y la marca, pero es una cima de dificultosa escalada.

No obstante, numerosos estudios demuestran que adquirir un cliente nuevo es cinco veces más caro que conservar a los antiguos.

Por lo tanto, merece la pena invertir en recursos como la gamificación para lograr clientes satisfechos que quieran volver a tu tienda.

los clientes puntúan a los ecommerce según su experiencia de compra

Además, cuentas con una ventaja: los clientes suelen regirse por patrones de consumo fijos. No les es demasiado grato cambiar sus costumbres y, una vez confían en una marca, suelen recurrir a ella para sus próximas compras.

Eso significa que la gamificación te será útil tanto para reforzar estos hábitos de compra como para ofrecerles nuevos productos o servicios.

Con un juego acompañado de una oferta de lanzamiento o un periodo de prueba gratuito les pondrás las cosas fáciles para que no rompan sus patrones y prueben las novedades de tu catálogo.

Bajo impacto de tus campañas publicitarias

Volvemos al inicio del artículo y retomamos el tema de la sociedad hiperconectada, que ha dado lugar a un tablero donde juegan miles de marcas competidoras y consumidores que no son meros espectadores.

Este cambio en los consumidores, ahora más exigentes, no es de extrañar si valoramos el hecho de que (según las previsiones) van a recibir entre 6000 y 10 000 impactos publicitarios diarios en 2021.

A la hora de filtrar y descartar, lo tendrán claro: cuanto más fría sea la campaña publicitaria y menos oportunidad tengan de interactuar con la marca, más se alejarán del camino de compra.

Por suerte, la gamificación te ayuda a reforzar tu estrategia publicitaria de una forma más fluida.

El juego es una vía divertida para conocer mejor los gustos de los clientes, qué es lo que más valoran de tu marca y que cambiarían para, así, ajustarte a sus expectativas.

Cómo planificar tu estrategia de gamificación

No pierdas de vista el objetivo principal: la diversión

la gamificación ayuda a los usuarios a pasar un rato divertido

Está claro que los subobjetivos de la gamificación van ser muy beneficiosos para tu marca: distinción, reconocimiento por ofrecer un tipo de interacción diferente a la audiencia y clientes más fieles a tu marca y tus servicios.

Sin embargo, estos subobjetivos no llegarán a menos que el objetivo principal se cumpla: que el cliente pase un rato ameno.

Lo importante es que tu marca le proporcione una actividad divertida (acompañada, a veces, de información sobre tus productos) sin publicidad a puerta fría.

Crea un ambiente lúdico apropiado

Para conseguir el objetivo principal, es importante que el cliente se sienta dentro de un clima lúdico, casi como si se dispusiera a jugar con la consola o una partida de parchís entre amigos.

Prepara avatares y un panel exclusivo donde el jugador vea sus avances, activa una opción para que diversos usuarios puedan retarse o jugar en equipo, prepara escenarios especiales para épocas como la Navidad o el verano y selecciona una música que le haga concentrarse en la partida. 

una consola para jugar a videojuegos

Adapta el nivel del juego al perfil de tus clientes

Estudia bien el perfil de tu público objetivo, porque de esto depende (en gran parte) el éxito del juego.

Ten presente que tú conoces tu marca al dedillo, pero el cliente no tiene por qué estar tan familiarizado con ella y puede abrumarse si necesita conocer información muy específica sobre tus productos para avanzar en el juego.

Lo ideal es que establezcas niveles de menor a mayor dificultad y que el usuario avance conforme se haga a tu marca y a la dinámica del juego.

Su mayor incentivo será avanzar por sí solo y alcanzar nuevas metas que le den acceso a recompensas. Los niveles son una manera de facilitarle la tarea.

Si te das cuenta de llegan tanto clientes nuevos como expertos, permite a los segundos saltarse las fases básicas del juego.

Define el tipo de premios que vas a ofrecer

Es importante que los usuarios tengan claro el tipo de premio que van a recibir si participan en el juego:

  • Puntos en función del número de preguntas que respondan correctamente, que se traducirán en descuentos en su próxima compra.
  • Un premio cada vez que superen cierto número de niveles, que podrán canjear a modo de descuento o llevándose un pack de productos de la tienda. 

Analiza si tienes más clientes que compran en tu tienda física o en la online y, en base a ello, ofréceles un tipo u otro de recompensa.

Completa esta estrategia de gamificación con packaging personalizado para tu negocio

Juegos que puedes incluir en tu estrategia de gamificación

rombos, cubos y hexaedros de colores

Partidas de Trivial

Lo clásico nunca falla: un juego de trivial en el que diversos jugadores compiten y ponen a prueba su nivel de conocimiento.

El juego puede contener desde preguntas generales sobre el sector al que pertenezca tu negocio hasta preguntas específicas sobre tu marca y tus productos.

El formato de este juego siempre ha sido muy popular. Los usuarios compiten entre sí por el premio final, lo que despierta su competitividad y llama a la participación.

Tests personalizados

Los tests son ágiles y sus preguntas pueden estar relacionadas con la temática de tu negocio.

Muchas marcas lanzan tests donde el usuario puede hablar de sus pasatiempos favoritos. También suelen basar las preguntas en una serie, una película mítica (¿Eres más de Hulk o de Iron Man?) o una época del año concreta (¿Cuánto sabes sobre el verano? ¿Qué personaje de Navidad eres?).

En el caso de los tests de personalidad, el usuario puede ver como resultado final el producto de tu tienda que mejor encajaría con sus gustos.

En el caso de los tests basados en películas o temáticas específicas, el usuario puede ver el porcentaje de conocimiento que tiene sobre un tema y un enlace a tu blog donde leer más información de valor sobre el mismo.

Comparte el test en redes sociales y anima a los usuarios a hacer lo mismo para que tenga más alcance.

Concursos y competiciones

Muchas marcas lanzan sorteos o competiciones en sus redes sociales, una estrategia muy valiosa para ganar visibilidad entre clientes potenciales.

Es el caso de Saucony Originals, empresa líder en la fabricación de zapatillas deportivas y ropa urbana. Hace unos años lanzó un concurso con gran acogida entre el público.

Un diseño en blanco y negro y hecho de forma manual

Los clientes debían utilizar el packaging de la empresa como un lienzo en blanco para crear un diseño a mano original.

Recibieron propuestas realmente interesantes y los ganadores recibieron zapatillas de la marca como premio.

Programas de fidelidad y de referencia

Aunque no son un juego per se, no pierdas de vista los programas de fidelización y de referencia. 

Un perfecto ejemplo son los programas de puntos de los supermercados. Los clientes suelen ser fieles a una o dos marcas de este tipo y valoran de forma positiva el hecho de acumular puntos solo por unirse al programa y realizar una compra.

Asimismo, los programas de referencia están a la orden del día y su popularidad sigue al alza. Siempre puede haber un familiar o amigo al que puedan recomendar la marca y recibir, a cambio, un interesante descuento.

Hasta aquí nuestro artículo sobre gamificación y las ventajas de implementar esta dinámica en tu negocio para fidelizar (y amenizar) a tu audiencia

En resumen:

  • Estas dinámicas son divertidas, despiertan el interés de los clientes y les permiten interactuar con tu marca de forma directa, una característica que puede hacerte destacar frente a la competencia.
  • Si los clientes pasan un rato ameno y quedan satisfechos con la experiencia de compra, es posible que disminuyas el porcentaje de carritos abandonados y que tus campañas publicitarias se vean reforzadas.
  • Es crucial analizar bien el perfil del público al que va dirigido el juego: crea un ambiente lúdico que los anime a participar, adapta el nivel en función de los conocimientos que tengan sobre tu marca y define el tipo de premios que vas a otorgar.
  • Despliega tu creatividad: puedes crear tests, partidas de trivial online, sorteos en redes o programas de referencia. Experimenta hasta descubrir el formato de juego favorito de tus clientes.

¡Un saludo y nos vemos en el próximo artículo!

Decor

Suscríbete y recibe lo último en tendencias de diseño y consejos para tu eCommerce

check
¡Genial!
¡Ahora estás suscrito!
Choose other country
Si lo que vendes es bueno, el packaging hará el resto

El packaging de alta gama resalta aún más las cualidades de tus productos, ¡no te quedes sin el tuyo!


Quiero packaging prémium
exit-intent-image