It seems you're in
Choose other country

5 empresas que utilizan el marketing verde en sus estrategias de comunicación

Maria Carrillo Estrada
Maria Carrillo Estrada | 13 min lectura

Suscríbete para estar al día

check
¡Genial!
¡Ahora estás suscrito!
subscribe-decor

En uno de los anteriores artículos de Packhelp hablábamos sobre greenwashing, una estrategia de marketing con la que muchas empresas pretenden lavar su imagen de cara a la galería.

Grosso modo, esta técnica se utiliza para promocionar productos e iniciativas empresariales que, supuestamente, son respetuosos con el medioambiente.

Sin embargo, si analizamos con detenimiento estas iniciativas, lo único verde que suele haber en ellas es el nombre o eslogan que promociona la campaña.

Por suerte, existe el marketing verde y empresas que contrarrestan esta práctica con acciones honestas, y justo de ello vamos a hablarte en este artículo. 

Sigue leyendo y descubre:

  • En qué consiste el marketing verde.
  • Cuáles son los desafíos y las grandes ventajas de implementarlo en tu empresa.
  • Ejemplos de cinco empresas que aplican el marketing verde en sus campañas promocionales y que pueden servirte de inspiración.
  • Tres consejos muy sencillos para dar tus primeros pasos hacia un marketing sincero y que lucha por la sostenibilidad del planeta.

¿Qué es el marketing verde?

un chico prepara una estrategia de marketing verde en su portátil

La American Marketing Association (AMA) define el marketing verde como el desarrollo de productos y campañas promocionales que se designan como seguros para el medioambiente.

Esto significa que dichos productos (o servicios) se han diseñado con el objetivo de dejar una huella mínima durante su paso por el planeta o para mejorar la calidad de este.

Asimismo, la AMA utiliza el término “marketing verde” para describir el esfuerzo de muchas empresas en producir, promocionar, empaquetar o solicitar productos de forma más sencilla y teniendo en cuenta el impacto que estos causan en el entorno.

En Packhelp ofrecemos packaging ecológico a las empresas que desean reducir su huella de carbono sin renunciar al diseño personalizado. Echa un vistazo aquí.

Retos y ventajas de aplicar el marketing verde en tu empresa 

La definición de la AMA sobre marketing verde ya adelanta uno de los retos que supone su implementación: hay que replantearse y cambiar la manera en que los productos se producen y empaquetan.

Esto implica cambios como:

  • Sustituir la materia prima con la que fabricas tus productos por otra más respetuosa con el medioambiente y familiarizarte con sus normas y estándares de uso (por ejemplo, el algodón con certificado GOTS).
  • Integrar un método de reciclaje efectivo para reaprovechar la materia prima sobrante tras fabricar un producto y tratar de forma adecuada aquella materia que no pueda tener una segunda vida útil.
  • Comunicarte con tus clientes de forma diferente. En 2018, el 63 % de usuarios de entre 35 y 44 años realizaron compras por Internet y la cifra sigue en aumento. Esto significa que necesitas contar con expertos en marketing y nuevas tecnologías que te ayuden a llegar a tu audiencia y le muestre cómo están cambiando tus políticas empresariales.

Por supuesto, esto se traduce en nuevos costes que no se ajustan al presupuesto estándar que tenías reservado para estas acciones.

En definitiva, conlleva tiempo y recursos, pero no hay mejor momento para sumarse al cambio.

Ten en cuenta que cada vez hay más usuarios dispuestos a comprar productos de menor impacto ambiental con un precio algo más elevado.

Y, por suerte, también hay más empresas dispuestas a producir de forma local, pagando sueldos dignos a sus trabajadores.

La suerte de contar con este tipo de proveedores cerca es que ahorrarás gastos en transporte, emitiendo una huella de carbono mucho menor a la atmósfera.

A medio-largo plazo trabajarás con materia prima que puedes reutilizar múltiples veces, ahorrarás en el transporte de mercancía, desarrollarás la parte social de tu empresa y conectarás con un público que elige a tu empresa por su comunicación transparente.

Asimismo, gracias a este cambio empresarial, te alejarás de las estrategias de promoción que no se corresponden con la realidad y que no benefician ni a la imagen de tu empresa, ni al consumidor ni al planeta.

5 empresas que aplican el marketing verde en sus estrategias de comunicación

Muchas marcas conocidas a nivel mundial llevan años invirtiendo en I+D para cambiar el modo en que fabrican y envuelven sus productos.

A continuación vamos a ver diversos ejemplos del sector de la alimentación:

Danone procura ser clara con los consumidores

Danone sabe que los envases son una pieza fundamental de sus bebidas y productos alimenticios, pero también es consciente de que el material utilizado para fabricar estos envases deja huella a nuestro alrededor. 

Esconder estos datos sería poco sincero, pero lo que sí puede hacer la empresa es publicar informes que expliquen cómo intentan paliar el efecto de estos envoltorios en el medioambiente.

Por ejemplo, en un informe publicado en 2016, Danone confirmó que utilizaba más de un millón de toneladas de material de envase para repartir sus productos por todo el mundo.

envases de yogur de diferentes sabores

De esta cantidad, el 27 % estaba hecho de materiales reciclados y el 8 % de materiales renovables.

Por aquel entonces la empresa generó una huella de 625K toneladas de plástico y 350K toneladas de papel y cartón.

El problema que detectaron fue que, a pesar de sus esfuerzos por utilizar material reciclado y renovable, los usuarios no reciclaban ni la mitad de los envases tras su consumo.

Fue entonces cuando la empresa mostró su compromiso por mejorar estas cifras. El objetivo es que sus envases se trataran como un recurso y no como un residuo para que pudieran tener nuevas vidas útiles.

“Nuestra responsabilidad es resolver los retos presentados, encontrando soluciones más inteligentes para mejorar los beneficios del envase y, al mismo tiempo, reduciendo su coste y su impacto ambiental”. 

De vuelta a 2020 vemos cómo la empresa sigue trabajando para reducir su impacto en el planeta.

Su web explica cómo a través de la colaboración con ONG, socios ganaderos y proveedores van a gestionar sus tres recursos clave (leche, agua y plástico) a través de la economía circular. 

Además, a lo largo del 2021 harán la transición hacia el plástico reciclado y todas sus botellas de agua estarán fabricadas con material procedente de otras botellas.

Packhelp vende packaging sostenible a cientos de empresas europeas. Échale un vistazo aquí.

Estrella Damm se pasa al cartón biodegradable

Estrella Damm también sabe que el envase es una parte integral de su producto, pero que este deja una huella medioambiental que hay que reducir a toda costa.

Unos de los principales problemas con el que se encuentra (esta y otras empresas de bebidas) son las anillas de plástico que unen las latas en forma de pack.

Tras ser desechadas, acaban no solo contaminando los océanos, sino estrangulando o asfixiando a millones de peces y tortugas, cuyos cuerpos se quedan atrapados entre ellas.

Por suerte, la empresa ha mostrado su compromiso por acabar con este tipo de envases y, de aquí a finales de 2020, sus anillas se fabricarán con cartón 100 % biodegradable. 

Dentro de su sección Sostenibilidad encontramos los proyectos verdes que la empresa está desarrollando y lo que está suponiendo esta transición para la empresa.

Además, al igual que Danone, Estrella Damm trabaja con proveedores que les proporcionen embalajes de cartón certificados con las etiquetas PEFC y FSC.

Packhelp proporciona packaging certificado con la etiqueta FSC a e-commerce y tiendas físicas. Haz clic aquí para saber más.

Ecoalf, donde no existe la moda sin sostenibilidad

Pasamos ahora a los ejemplos del sector textil.

En nuestro artículo sobre greenwashing abordábamos la problemática de la moda rápida (o fast fashion).

Numerosas marcas lanzan colecciones cada mes y juegan con el concepto de la inmediatez: es fácil renovar el armario en poco tiempo, a un precio asequible y desechar la ropa que ya no nos ponemos.

Sin embargo, los usuarios son cada vez más conscientes de cómo se fabrican tantas prendas en tiempo récord: llevando la producción a países con mano de obra barata y trabajando con materia prima de menor calidad.

Por suerte, también encontramos marcas que intentan alejarse de este modelo de producción y consumo, y así lo demuestran en sus campañas promocionales.

Una de ellas es Ecoalf, fundada en 2009 por Javier Goyeneche.

A día de hoy, esta marca sigue creciendo con una comunidad colaboradores y usuarios dispuestos a preservar los recursos del planeta para las generaciones futuras.

Las fichas de sus productos describen el tipo de materiales con los que se han fabricado cada prenda e incluyen la evaluación BCOME, una plataforma nacida en 2019 que ayuda a las empresas textiles a medir su impacto ambiental y a seguir avanzando en términos de sostenibilidad.

Sus proyectos medioambientales también son una fuente de inspiración. Con su iniciativa Upcycling the Oceans la empresa colaboró con pescadores del mediterráneo para recoger la basura del mar y convertirla en hilo de primera calidad.

Si quieres comprar packaging sostenible para tu tienda de ropa, echa un vistazo al catálogo de Packhelp.

Peseta, una marca sostenible y con buen ritmo

Hemos comenzado esta sección de ejemplos con empresas que pueden invertir en I+D de forma holgada y apostar por una producción y campañas promocionales más verdes.

Es muy positivo que las marcas conocidas abran camino en este sentido. Sin embargo, no podemos concluir este artículo sin homenajear a las empresas locales que desde sus inicios y, sea cual sea su presupuesto, apuestan por procesos sostenibles y por una comunicación directa y orgánica con los clientes.

Es el caso de Peseta, una marca que fabrica con ritmo y respeto por las personas y por el medioambiente y que se define como una empresa “femenina, igualitaria, conciliadora y hedonista”.

Tal y como explican en su web:

  • Los diseños se realizan pensando en el número de prendas que se van a fabricar; el objetivo es no malgastar materia prima.
  • Las prendas se fabrican en España y Portugal, siempre de la mano de talleres locales cuyas condiciones de trabajo son éticas y donde se promueve la inclusión y el respeto por el medioambiente.

Si por algo hemos elegido a Peseta es por sus diseños exclusivos (y extremadamente bonitos) y porque la comunicación de esta marca con los clientes también es exquisita.

En sus fichas de producto ofrecen información sobre los materiales de fabricación, así como la ciudad donde está el taller que lo ha fabricado.

una chica camina por la naturaleza

Byciclo convierte la bici en nuestra mejor aliada

Otro ejemplo de empresa local y que lo apuesta todo al verde es Byciclo, descrita en su web como "una empresa de logística de cercanía, dispuesta a fomentar el comercio local en Sevilla mediante el reparto en bicicleta eléctrica".

El proyecto de este grupo de emprendedores no solo es un perfecto ejemplo de empresa que aplica el marketing verde, también es una estupenda colaboradora para otras empresas locales y artesanos de la ciudad que quieran distribuir sus productos emitiendo menos C02 y cuidando el aire de la ciudad.

Byciclo colabora (entre otros) con negocios que ofrecen cestas de alimentos ecológicos. Hacer un pedido que cuida de la ciudad y de la salud nunca ha sido tan fácil para los sevillanos.

La empresa ha elegido Instagram para promocionar sus servicios. Esperamos ver sus campañas de marketing verdes muy pronto.

la bicicleta es una transporte sostenible

Hasta aquí nuestro artículo sobre marketing verde

En resumen, podemos decir que las campañas de marketing tradicionales muestran lo mejor de cada empresa, pero el marketing verde cuenta con el plus de la honestidad.

Es un tipo de campaña que va más allá de que los clientes conecten con tu marca y te elijan frente a otras similares. Trata de mostrar datos reales del impacto que tu producción causa en el medioambiente, y tus acciones para reducir dicho impacto.

Por ende, es un tipo de marketing que se aleja de los alardes, que muestra sin tapujos qué decisiones empresariales estás tomando para cuidar del planeta y que te llevará a una comunidad de usuarios que creen de verdad en tu marca.

Hemos visto varias empresas de alimentación y del sector textil que están cambiando su rumbo, ¡es tu turno!

Puesto que el camino es largo, hay que empezar dando pasos pequeños, pero firmes:

  • Busca ejemplos de otras empresas de tu sector que estén iniciándose en este camino: descubre qué están haciendo para optimizar sus procesos de producción y sus campañas promocionales e intenta seguir su ejemplo.
  • Infórmate sobre qué tipo de materia prima podría sustituir a la materia convencional con la que fabricas tus productos y lanza una pequeña gama de productos sostenible. En este artículo encontrarás diferentes materias primas con una huella medioambiental más baja que otras opciones tradicionales.
  • Y, por último, pero no menos importante, te recomendamos aliarte con productores locales y con los comercios más cercanos de tu zona.

planificación de estrategia de marketing verde

Esperamos que todos estos ejemplos y consejos te hayan servido de utilidad y que puedas empezar a implementar estrategias de marketing verde muy pronto en tu empresa.

¡Un saludo y nos vemos en el próximo artículo!

Visita la tienda de Packhelp y compra packaging sostenible para tu negocio

Decor

Suscríbete y recibe lo último en tendencias de diseño y consejos para tu eCommerce

check
¡Genial!
¡Ahora estás suscrito!
Choose other country
Si lo que vendes es bueno, el packaging hará el resto

El packaging de alta gama resalta aún más las cualidades de tus productos, ¡no te quedes sin el tuyo!


Quiero packaging prémium
exit-intent-image