Unbottled

E-commerce

Seguro que ya lo has visto en varios telediarios y periódicos: pronto habrá más plástico que peces en el mar.

Este hecho es el que llevó a Sarah a fundar Unbottled, una marca de productos de baño sin ingredientes perjudiciales y envueltos en un packaging libre de plástico.

pastillas de jabón de la marca Unbottled

La historia de Unbottled

Durante 6 años, Sarah trabajó en la industria cosmética, así que conoce bien los entresijos del sector.

Pero hace un año, escuchó una frase que la dejó abatida: “dentro de poco, si nuestros hábitos de consumo no cambian, los océanos contendrán más plástico que animales.

¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

Entre otras cosas, debido a los botes de plástico que inundan los baños: geles de ducha, champús, cremas, lociones y un largo etcétera.

Todos estos frascos nunca se reutilizan, y lo que es peor, se tiran directamente a los océanos y permanecen allí durante años.

Solo un 10 % del plástico que consumimos se recicla actualmente. Triste, pero cierto.

Es entonces cuando Sarah lanza un pódcast sobre emprendimiento para cambiar las cosas desde la raíz.

No importaba cuánto costara, quería productos libres de plástico, fabricados con fórmulas sanas y que fueran asequibles para todo tipo de consumidores. Estaba dispuesta a lograr que la ecología y el placer fueran de la mano.

pastillas de jabón junto a una caja de cartón

La misión de Unbottled: que el plástico desaparezca de nuestro baño

Los franceses desechan 360 millones de botes de gel y champú al año. Da un poco de miedo pensar cómo será esta cifra a nivel mundial.

Por lo tanto, no es sorprendente que a este ritmo y reciclando tan poco los océanos estén inundados de plástico.

Por eso, a ojos de Sarah es crucial acabar con el plástico de un solo uso en nuestros baños.

La misión debe comenzar sustituyendo las botellas de los geles y champús por una alternativa más respetuosa con el medioambiente, ya que estas acabarán desechándose cuando termine su vida útil.

Por este motivo, Sarah optó por productos de baño sólidos y por embalajes de cartón con la certificación FSC.

Los productos de Unbottled son muy fáciles de usar: solo hay que frotarlos sobre la piel o el cabello para crear espuma y voilà, limpio como una patena.

jabón natural junto a una caja de cartón

Además de ser productos de aseo naturales y agradables al tacto, traen consigo una misión: proteger el medioambiente y tu piel.

Si leemos la fórmula que compone los productos de Unbottled, veremos que ninguna contiene ingredientes incomprensibles o perjudiciales para nuestro cuerpo. Ni rastro de aceite de palma, sulfatos o silicona.

Además, la lista de ingredientes que utiliza la marca para fabricar sus productos se reduce a menos de 20, frente a los 30-40 que suelen contener los productos tradicionales.

Los geles y champús de Unbottled están verificados por Yuka, y han obtenido unas valoraciones estupendas.

Son productos veganos, con pH neutro, fabricados en Francia, pensados para todo tipo de pieles y cabello, y equivalen a dos o tres botellas de 250 ml.

Ecológicos de principio a fin

Uno de los retos a los que se enfrentó el equipo de Unbottled fue el packaging: necesitaban un envoltorio libre de plástico desechable y que protegiera sus productos durante las entregas.

Para ello, el cartón ha sido la solución. Primero envuelven el producto en un estuche y, posteriormente, introducen dicho estuche en una caja blanco en kraft para los envíos.

Un chico sostiene una caja de cartón pequeña

Han decidido añadir un acabado brillante en la parte interna para que la caja tenga un aspecto cuidado y personalizado.

La caja blanco en kraft de Packhelp está hecha con un 90 % de materiales reciclados, es biodegradable y puede reciclarse tras su uso. Consigue la tuya aquí.

Según nos ha contado Sarah, está encantada con el packaging elegido, ya que "es resistente y, gracias a la impresión interna, el diseño final es muy elegante".

¿Qué podemos aprender de Unbottled?

Unbottled cuida del planeta sin comprometer la calidad de sus productos o su estrategia de marketing.

Se han puesto en marcha y han buscado soluciones para un problema que, como consumidores, nos afecta a todos: los productos de plástico desechable en nuestros baños.

Al mismo tiempo están intentando eliminar del mercado los productos para la piel y el cabello que contienen químicos y componentes perjudiciales.

Optan por la fabricación local, ética y por una estrategia de marketing honesta con los consumidores. Saben que todo cuenta, desde cómo se fabrica el producto, cómo se embala y cómo se presenta al consumidor en la web.