E-commerce

We Are Knitters

¿Crees que tejer está pasado de moda? Quizás esto fuera así en el pasado, pero la cosa ha cambiado mucho, y We Are Knitters está aquí para demostrarlo.

Esta marca madrileña ha conseguido que la ropa hecha a mano vuelva a ser tendencia. Sigue leyendo para descubrir cómo han revolucionado el mundo de la costura.

We Are Knitters vende lana de calidad

DIY y moda actual: una combinación revolucionaria

Antiguamente, la ropa solía tejerse a mano, pero esto ya no es tan común. Los usuarios suelen comprar ropa fabricada en serie en las tiendas más conocidas.

No obstante, hay algo que nunca pasa de moda: los regalos hechos a mano y pensados en exclusiva para alguien especial. Así, el valor del objeto que recibimos se multiplica, ¿no crees? Pues esta es precisamente la propuesta de valor de We Are Knitters (WAK).

Con los kits de costura DIY (do it yourself), esta marca ha creado una comunidad costureros que comparten su pasión por la moda y que crean ropa capaz de reflejar su personalidad (así como hacer regalos originales a familiares o amigos).

Además, WAK quiere desmitificar la idea de que la costura solo es un pasatiempo apto para nuestras abuelas.

El propósito de la marca es mostrar a los clientes los beneficios que la costura puede aportarles, así como animar a los jóvenes a probar un hobby que se ha practicado desde hace siglos.

No importa si el cliente es un experto costurero o si no ha visto una aguja en su vida. Cada kit de costura se adapta al nivel de experiencia del cliente.

Las fundadoras del proyecto nos explicaron que:

“Nuestros kits contienen todo lo que los clientes necesitan para crear sus prendas de ropa. Además, están diseñados para que todo el mundo pueda completar el proceso de costura, desde los principiantes hasta los expertos”.

La oferta de los kits es diversa, desde croché hasta petit point o punto. Gracias a esta variada oferta, WAK está revolucionando el mundo de la costura.

La ropa hecha a mano vuelve a estar de moda

Vender experiencias, eso es lo importante

En 2011, Pepita y Alberto viajaron a Nueva York, y allí reconectaron con la costura y toda su magia. Veían a gente tejiendo en el metro, en las cafeterías y en muchos comercios donde se vendía lana.

Tras muchas reuniones, cafés, lanas y agujas, el proyecto We Are Knitters nació en Madrid.

Los fundadores se dieron cuenta de que el “mercado costurero” actual no estaba atrayendo al público joven, y decidieron ponerse en marcha para remediarlo. ¿Pero cómo darle la vuelta al mercado? Así nos lo explicaron:

“Nuestro secreto para modernizar el hobby de la costura ha sido ofrecer lanas coloridas, de alta calidad, 100 % naturales y procedentes de Perú. Asimismo, ofrecemos patrones modernos para tejer ropa y accesorios del hogar. En lugar de un producto, vendemos una experiencia”.

Y es completamente cierto. Ofrecer un producto sumado a una experiencia es fundamental para la fidelización de los clientes.

Los kits de costura de WAK incluyen todo lo necesario para crear una pieza de ropa completa, así como instrucciones adaptadas al nivel de cada usuario. De esta forma, la marca ha creado una comunidad que comparte sus creaciones y su afición por la ropa hecha a mano.

We Are Knitters vende kits de costura

¿Cómo comienza la experiencia We Are Knitters?

“La experiencia WAK comienza cuando el cliente recibe y abre el kit en su casa. El unboxing es muy importante, ya que es la primera impresión que el usuario percibe de la marca”.

Esto significa que el packaging también es vital en la experiencia de compra de WAK. Pepita y Alberto decidieron usar las cajas potales Eco de Packhelp para crear una “experiencia costurera” satisfactoria.

En las cajas se puede leer la frase “All the happiness in a box” (toda la felicidad dentro de una caja) para enfatizar que los clientes están abriendo una experiencia, no solo un producto.

Asimismo, las cajas postales Eco de WAK llevan impreso el logo de We Are Knitters y un patrón con pequeños puntos de costura, lo que refuerza la identidad de la marca a través del packaging.

“Valoramos mucho el diseño de nuestro packaging. Las cajas nos ayudan a entregar los productos tal y como los clientes los ven en las imágenes”.

los kits de costura se venden en cajas de cartón

Costura y futuro juntos en una caja postal Eco

We Are Knitters se está convirtiendo en una marca internacional, y sus kits de costura ya están disponibles en más de 40 países alrededor del mundo. Hace poco empezaron a vender en Japón y Australia, dos mercados donde han descubierto nuevas tendencias que podrán adaptar a sus kits.

Respecto al packaging, We Are Knitters se atreve con todo. En 2019 estrenaron la caja WAK, un nuevo kit que ofrece 2 proyectos de costura en una única caja, y que ha tenido una gran aceptación entre los clientes.

“Las cajas WAK son la prueba de que siempre estamos dispuestos a probar cosas nuevas, ahora y en el futuro. El packaging es casi tan importante como la lana y los patrones que alberga en su interior”.

We Are Knitters está creciendo gracias una razón muy sencilla: desde el principio han sabido ver que los clientes quieren comprar experiencias, no solo productos.

A través de la costura, esta marca ha creado una comunidad de más de 600 000 costureros alrededor del mundo que comparten y disfrutan del hobby de tejer y de las prendas hechas a mano. Para ellos la lana se ha convertido en un motivo más de felicidad.

Próximo diseño
¡Genial!
¡Ahora estás suscrito!
No te pierdas las cosas geniales

Únete a nuestra lista y mantente inspirado con todos los diseños nuevos. Suscríbate para recibir nuestro boletín informativo bimensual.


Tu correo electrónico parece ser incorrecto.