It seems you're in
Choose other country

4 consejos para un buen embalaje de productos y optimizar las entregas de tu e-commerce

Kate Wright
Kate Wright | 5 min lectura

Suscríbete para estar al día

check
¡Genial!
¡Ahora estás suscrito!
subscribe-decor

Una de las claves para el éxito de cualquier e-commerce o tienda online es saber ofrecer una buena experiencia de compra para los clientes.

Esta experiencia es un proceso completo, y abarca desde el momento en que el consumidor adquiere el producto en la web hasta que lo recibe en casa.

Sin embargo, no es fácil conseguir que la experiencia de compra sea 100 % satisfactoria. Muchas veces se "empaña" por factores como los retrasos o las condiciones en las que se entrega el pedido.

Es decir, sin una buena logística y servicio de transporte, el packaging puede llegar en malas condiciones a su destino (abierto, con perforaciones e incluso mojado debido a las condiciones climatológicas). Esto genera mala impresión de cara a los clientes, ya que es muy probable que el producto también haya llegado dañado.

Por suerte, existen algunas pautas muy sencillas con las que podemos optimizar la forma en que entregamos los productos de nuestra tienda.

En este artículo veremos:

  • Consejos para un buen embalaje de tus artículos;
  • Cómo añadir protección extra a nuestro embalaje;
  • Qué hace si (a pesar de todo) el paquete no llega en buenas condiciones a su destino.

¡Empezamos!

un hombre sigue varios consejos para un buen embalaje de sus productos

1. ¿Cómo elegir un buen buen embalaje para enviar mis productos?

Aunque parezca algo obvio, es importante comparar diferentes opciones para poder elegir un packaging que proteja bien tus envíos.

Para tomar la decisión correcta debes tener en cuenta el tamaño de las cajas, el peso, la forma y la fragilidad del producto que va a albergar en su interior.

1. Si vas a enviar productos que no requieren protección especial, te recomendamos las cajas de cartón corrugado.

Este tipo de cajas se fabrican uniendo varias capas de cartón (superpuestas), lo que aporta una buena rigidez a las paredes del packaging.

2. Si se trata de un pedido frágil o pesado, puedes optar por cajas con varias capas extra de cartón corrugado. La inversión en packaging será mayor, pero obtendrás cajas mucho más resistentes frente a los golpes o contratiempos meteorológicos como la nieve o la lluvia.

3. Por último, para minimizar el efecto de los golpes durante el transporte, te recomendamos analizar bien qué tamaño es el adecuado para cada producto de tu tienda.

Ten en cuenta que una caja pequeña puede romperse y dejar el producto expuesto; por otro lado, una caja demasiado grande puede hacer que el producto se mueva en exceso durante el transporte y, como consecuencia, llegar roto o estropeado.

Lo ideal es utilizar una caja que deje unos 6 centímetros de distancia entre el producto y las paredes de la caja.

4. Asimismo, si hace unos meses que compraste packaging y lo tienes almacenado en tu almacén, no olvides revisar las cajas antes de realizar los envíos. 

Ten en cuenta que el cartón puede perder rigidez debido a factores como la humedad, y las cajas podrían perder deformarse y romperse durante el traslado.

las cajas postales son perfectas para un buen embalaje de productos

2. Añade toda la protección (e información) necesaria

Ya hemos visto varios consejos para un buen embalaje de productos, pero además de la elección del embalaje correcto, se pueden realizar varios "truquitos" para proteger al máximo el interior de la caja.

1. Como hemos comentado en el punto anterior, lo ideal es que haya un pequeño margen entre el producto y los laterales de la caja.

Gracias a esto, se puede añadir un toque de protección extra, como papel de burbujas o virutas de polietileno. Estos complementos suavizan el impacto de los golpes durante el envío.

2. Siempre que puedas, coloca el artículo en el centro de la caja y envuélvelo con cartón fino o papel de seda. Si vas a enviar productos muy frágiles, las burbujas de plástico y el poliestireno también son buenas opciones.

3. Si envías más de un producto en un solo paquete, es importante envolver cada artículo de forma individual y, si son elementos particularmente frágiles, separarlos con cartón.

4. En caso de utilizar cinta adhesiva para sellar las cajas, puedes utilizar cinta de polipropileno o PVC. No es recomendable utilizar cinta adhesiva de papel, ya que se deshace con más facilidad.

Si su producto es muy frágil, puedes optar por cintas adhesivas de polipropileno o PVC gráficas con la palabra ‘frágil’ impresa.

Los paquetes suelen embalarse siguiendo el método H, es decir, añadiendo una tira en la unión de las solapas superiores y dos tiras en los bordes.

5. Y, como último punto en este bloque, no olvides colocar la etiqueta de envío con la información de tus clientes en la parte superior de la caja. De esta manera será más legible y visible para la empresa de transporte.

una chica sigue los consejos para un buen embalaje de calzado

3. Añade una caja extra (si lo necesitas)

Puede haber varios motivos por los que creas que tu packaging necesita protección extra:

1. Envías productos a destinos lejanos (por ejemplo, otros países de la Unión Europea) y crees que el embalaje puede sufrir desperfectos debido al largo trayecto que debe recorrer.

2. Tu marca es muy viva, se caracteriza por los colores alegres y llamativos, y tu packaging también incluye este diseño. Crees que, durante el traslado, el logo y la impresión podrían deteriorarse, lo que daría una impresión negativa a los clientes

En estos casos (y si el presupuesto lo permite), puedes optar por colocar tus cajas dentro de una caja de cartón corrugado más duradera.

Y no hay ningún problema si quieres seguir mostrando el logo de tu empresa. Puedes imprimirlo en color negro en la caja externa, y añadir un pequeño mensaje como "dentro te esperan muchas más sorpresas".

No perderás la estética visual de tu marca, los clientes identificarán rápidamente tus productos, y estarás ofreciendo un punto extra de seguridad que te hará destacar entre la competencia.

4. ¿Y si el paquete no llega en buenas condiciones?

Con todos estos consejos, es muy probable que el 95 % de tus envíos lleguen en perfecto estado a su destino.

No obstante, las incidencias son inevitables, y puede que algunos paquetes sufran algún tipo de deterioro debido a causas externas como el clima o un servicio de transporte ineficiente.

En estos casos debes hablar con la empresa de transporte en cuestión y hacer la reclamación correspondiente. 

Para acelerar el proceso, es recomendable que hagas fotografías de cómo salieron tus paquetes del almacén antes del envío. Así podrás demostrar que las cajas salieron intactas de tu almacén y que deben responsabilizarse de este contratiempo.

Asimismo, es importante que tus clientes te envíen: 

  • Fotos del exterior del paquete; en concreto, una foto donde la etiqueta sea visible.
  • Fotos del pedido abierto y con el contenido visible.
  • Una foto del producto entero.
  • Una foto detallada del daño específico.

Si te envían estas fotos el mismo día que reciban el pedido en casa, mejor que mejor. De esta manera, la empresa de transporte tendrá todos los justificantes necesarios para empezar con el proceso de recogida y devolución cuanto antes.

Hasta aquí nuestros consejos para un buen embalaje de tus artículos.

De media, 1 de cada 10 pedidos llega dañado a las manos del cliente, y esto puede influir negativamente tu tienda online.

Además de tener que lidiar con una devolución y con una posible queja en tus redes sociales, también podrías llegar a perder dicho cliente si no manejas esta situación con destreza y mano izquierda.

Pero si sigues las indicaciones que acabamos de mostrarte, estarás disminuyendo la probabilidad de que el producto sufra algún daño, y aumentarás las posibilidades de que el cliente quede más que satisfecho con tu producto.

Decor

Suscríbete y recibe lo último en tendencias de diseño y consejos para tu eCommerce

check
¡Genial!
¡Ahora estás suscrito!
Choose other country
Si lo que vendes es bueno, el packaging hará el resto

El packaging de alta gama resalta aún más las cualidades de tus productos, ¡no te quedes sin el tuyo!


Quiero packaging prémium
exit-intent-image